Temen ‘contagio’ en la región | Finanzas | Economía | Portafolio

Temen ‘contagio’ en la región

Aunque la medida boliviana de nacionalizar los hidrocarburos no tiene el potencial para desequilibrar al mercado internacional, sí es una mala señal para éste, afectado ya por un negativo contexto geopolítico mundial, según los expertos.

POR:
mayo 03 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-03

Bolivia produce unos 40.000 barriles de petróleo por día, una cantidad marginal a escala mundial, tanto más cuanto no exporta. En cambio, sus reservas de gas natural sí son más significativas, suman unos 1,55 billones de metros cúbicos, y son las segundas del continente después de Venezuela. Para Veronica Smart, analista del gabinete Energy Information Centre, es sin embargo difícil cuantificar el impacto de la medida boliviana en el alza del petróleo crudo. No obstante, subraya la experta, “es evidente que se trata de una noticia que puede poner nervioso al mercado”. Para Richard Slape, analista del gabinete Seymour Pierce, no hay que sobrestimar el peso económico de Bolivia pero tampoco subestimar el impacto sicológico de la medida. El analista teme que la decisión del presidente Evo Morales genere un efecto de contagio en la región, mientras Venezuela ya está inmerso en la vía de reforzar la presencia estatal en el sector. En efecto, el primer productor de crudo del continente obliga a partir de ahora a las compañías extranjeras a asociarse con la sociedad estatal Pdvsa. En Perú, la eventual victoria del candidato Ollanta Humala en la segunda vuelta podría provocar la adopción de medidas nacionalistas semejantes, aunque los recursos energéticos peruanos sean mucho menores. “Personalmente, todo esto me da la impresión de que asistimos a una segunda ola de nacionalizaciones, comparable a la de los años 70” subraya Deborah White, analista de la Société Générale. White recuerda que “las nacionalizaciones, o un incremente de la cuota del Estado (en el sector), tienden a traducirse por un descenso de la producción”. Aunque la decisión boliviana “no va desde luego a incitar a los inversionistas extranjeros a incrementar su presencia” en Bolivia -como asegura Veronica Smart- las multinacionales tendrán que reflexionar seriamente antes de abandonar el país. Porque con 75 dólares el barril, e incluso con dificultades de este tipo, los beneficios pueden seguir siendo sustanciales. “La decisión del gobierno boliviano puede tener un impacto negativo en el mercado, porque éste ya se encuentra sometido a fuertes tensiones”, dijo el portavoz europeo Ferran Tarradellas. AFP

Siga bajando para encontrar más contenido