Temen que lío entre Corte y Gobierno afecte la economía

La crisis política generada por el enfrentamiento entre el presidente Álvaro Uribe y la Corte Suprema de Justicia se convirtió en el nuevo nubarrón de la economía colombiana.

POR:
julio 01 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-01

Así lo reconocen, analistas, editorialistas, expertos, ex ministros y algunos gremios de la producción, que consideran que el fallo de la Corte que condena a la ex parlamentaria Yidis Medina, y la respuesta del presidente Uribe de convocar a un referendo para que el pueblo diga si se repiten o no las elecciones del 2006, constituyen un factor nagativo para la economía, en momentos en que ha entrado en una etapa de desaceleración. Hay consenso en que la actitud asumida por los dos organismos, la Corte y la Presidencia de la República, no les cae nada bien a los inversionistas, quienes tienen como premisa hacer negocios amparados en la estabilidad institucional, y en la confianza que cada país y su respectivo Gobierno generen para sus inversiones. Para el ex ministro de Hacienda, Juan Camilo Restrepo, si bien la actual coyuntura política no tendrá unos efectos de cataclismo sobre la economía colombiana, en el contexto internacional sí propiciará incertidumbre en cuanto al clima de confianza inversionista que venía mostrando el país. “Causará mucha perplejidad y quienes observan a Colombia desde los bancos internacionales y las entidades económicas no van a entender cómo en el país se convoca a un referendo, en el fondo para desconocer un fallo o para controvertir una decisión de la Corte Suprema de Justicia”, afirma. A su juicio, acudir al referendo en cualquier democracia es una alternativa prevista para convocar cambios constitucionales y no para debatir fallos de las cortes. “Yo anticipo que esa situación creará desconcierto. Por otro lado, como suele pasar en todo referendo, internamente nos vamos a meter en un túnel de discusiones que embargará todo el tiempo del Congreso de la República en el segundo semestre de este año”. Restrepo reitera que ese ‘desgaste’, de alguna manera, terminará por afectar la economía. A su turno, el ex ministro de Hacienda, Rudolf Hommes, escribió ayer en su columna en PORTAFOLIO, que si Colombia escoge el camino de repetir las elecciones del 2006, el crecimiento del PIB este año, no va a ser del 4,1 por ciento como lo fue en el primer trimestre, sino inferior, en tanto que el desempleo en las ciudades seguirá aumentando. “Lo que sí queda resuelto sería el problema de la revaluación, pues el país habría feriado una vez más, la confianza que con tanto trabajo ha adquirido”. Entre tanto el ex codirector del Banco de la República y actual decano de Economía de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, Salomón Kalmanovitz, aseguró en una columna en el El Espectador, que el golpe definitivo a las expectativas de los agentes económicos, lo dio el presidente Uribe con la señal de disolver el estado de derecho bajo el concepto de que hay incertidumbre política total. Entre tanto, el ministro del Interior, Fabio Valencia, le dijo el domingo a El Tiempo que hoy se redactará la pregunta del referendo. '' Vamos a entrar en un túnel de discusiones que embargará todo el tiempo del Congreso en el segundo semestre de 2008”. Juan Camilo Restrepo, ex minhacienda. ' Si se repiten las elecciones, el PIB de este año no va a crecer 4,1% como lo fue en el primer trimestre, sino menos”. Rudolf Hommes, ex minhacienda. '' Habría que ver si los inversionistas reaccionan a la coyuntura o si dan por des- contados los efectos de esa situación”. Mauricio Reina, investigador de Fedesarrollo. MEDIOS ADVIERTEN EFECTO SOBRE LA ECONOMÍA Pero los analistas y los gremios no son los únicos que han advertido sobre el impacto que la actual crisis política puede tener sobre la economía. Los editoriales de ‘El Tiempo’ y ‘El Espectador’, pidieron cabeza fría a la hora de resolver la actual crisis, indicando que tanto la Corte Suprema como el presidente Uribe tienen responsabilidad en los hechos y se han equivocado en sus actua- ciones. De la misma manera, casi sin excepción, los columnistas de los diferentes medios reclaman sensatez tanto al poder Ejecu- tivo como al Judicial, para evitar una profundización de la actual situación, que aumente la pola- rización entre los colombianos. 'Hay riesgo en torno al crecimiento económico' El investigador de Fedesarrollo, Mauricio Reina, prevé dos riesgos relevantes por cuenta del enfrentamiento entre el poder ejecutivo y la rama judicial. Dice que se vería comprometido el crecimiento y la estabilidad macroeconómica externa. En el primer caso, explica que para los inversionistas internacionales Colombia es un país de riesgo político medio, similar al perfil de Perú y Argentina y por debajo de Brasil y Chile, cuyas condiciones de estabilidad los ubica en un nivel bajo. Esa condición mantiene al país en la cuerda floja, en momentos en que los inversionistas internacionales son muy susceptibles a los cambios en el entorno político. “Lo primero que habría que ver es si los inversionistas reaccionan a la coyuntura o si dan por descontados los efectos de esa situación y consideran que Colombia es mucho más estable ahora que antes” afirma el experto. De las economías grandes de la región, Colombia es el país que tiene el déficit en cuenta corriente más alto, es decir presenta un saldo en rojo entre lo que le vende al mundo y lo que le compra, tanto de bienes como de servicios. “Hasta el momento ese déficit se ha financiado con inversión extranjera, pero si hay un susto grande de los inversionistas extranjeros que los conlleve a sacar sus capitales de manera significativa, el impacto en la economía sería brusco”, agrega Reina.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido