Temor a los 'cisnes negros'

David Walker, ex contralor general de Estados Unidos, expresó que existe un riesgo real frente a una pérdida en la calificación AAA de la principal economía del mundo.

POR:
mayo 20 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-20

Nassim Nicholas Taleb se ha convertido en uno de los conferencistas más apetecidos en los foros internacionales. Su teoría de los 'cisnes negros', la cual trata de explicar la ocurrencia y las implicaciones de fenómenos que se consideran poco probables, ha suscitado un intenso debate sobre la forma en la que se debe evaluar el riesgo.

Según Taleb, en la historia se han presentado eventos impredecibles ('cisnes negros'), cuyo impacto genera grandes transformaciones sociales. Desde un ángulo positivo se podría decir, por ejemplo, que la invención del avión, la construcción del primer computador o la creación de las religiones hacen parte de esta categoría.

En cuanto a una óptica negativa, también hay ejemplos como las guerras mundiales, la Gran Depresión, los atentados del 11 de septiembre o la quiebra de Lehman Brothers.

Bajo estos supuestos la teoría nos enseña que los 'cisnes negros' pueden aparecer, y en el caso de los negativos, es necesario estar preparado para prevenirlos o hacerles frente. Gracias a la experiencia de Taleb en los mercados financieros, y ha haber pronosticado las consecuencias que tendría la burbuja inmobiliaria estadounidense, sus planteamientos han generado mucho interés por parte de inversionistas.

Uno de los eventos que se podría citar como poco probable es una eventual pérdida en la calificación crediticia AAA de la deuda soberana de E.U. Sin duda, en la conciencia colectiva de inversionistas institucionales, analistas económicos, banqueros centrales, o simples observadores, esta es una posibilidad tan remota, que ni siquiera figura en la lista de probabilidades.

Pues bien, en una columna publicada el pasado 13 de mayo en el Financial Times, David Walker, ex contralor general de E.U., expresó que existe un riesgo real frente a una pérdida en la calificación AAA de la principal economía del mundo. A su juicio, debido al deterioro de las cuentas fiscales, expresadas en las proyecciones de deuda pública, déficit fiscal y el creciente pasivo del sistema de seguridad social, la calificación ostentada desde 1917 podría perderse.

Las palabras de Walker causaron revuelo y las agencias calificadoras se pronunciaron para dar tranquilidad, indicando que la AAA no estaba en duda. Lo que ocurre es que las evidencias que fomentan nerviosismo no desaparecen.

De acuerdo a la Oficina de Asuntos Presupuestales del Congreso norteamericano, la deuda pública equivaldrá al 82% del PIB en menos de una década, mientras el déficit fiscal sigue siendo elevado conforme a las proyecciones incluidas en el presupuesto presentado por la Casa Blanca para el 2010.

Como si se tratara de un ávido lector de Taleb, el Presidente del Banco Central de China, consciente que su país es el mayor tenedor de deuda estadounidense, ya ha expresado preocupación por el deterioro de las cuentas fiscales de E.U., e incluso a sugerido una nueva moneda de reserva.

Una pérdida de la AAA por parte de E.U. sería un 'cisne negro' que podría depreciar globalmente los activos en dólares, encarecer el acceso a financiamiento y motivar una revisión integral de la forma como se examinan los riesgos crediticios de los entes soberanos.

Es cierto que por ahora un evento de esta naturaleza es poco probable, pero es mejor establecer escenarios frente a su ocurrencia. Moody's ya le redujo la AAA a los bonos externos de Japón, y según el diario londinense The Telegraph, lo propio podría ocurrirle al Reino Unido. Es mejor estar con los ojos abiertos y contemplar riesgos que a veces no queremos ver. 

ivanduquemarquez@gmail.com

Siga bajando para encontrar más contenido