Temporada de vacaciones de fin de año alcanzó un índice de ocupación del 65% y superó las expectativas

Según Cotelco, el comportamiento en la temporada creció 13 puntos porcentuales con relación a la del 2008; San Andrés alcanzó la más alta ocupación de los destinos nacionales.

POR:
enero 14 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-14

Aunque Cartagena batió record en la llegada de turistas extranjeros, la ocupación alcanzó el 76 por ciento en promedio y no fue superior aunque hubo lleno total por causa de la parahoteleria.

Por otro lado, el desplazamiento de turistas a las Islas del Rosario, batió record histórico con 339 mil visitantes.

Tan positiva fue la temporada turística de fin y comienzos de año, que en un solo día (26 Diciembre) Cartagena recibió 4 cruceros provenientes del Caribe, en los que arribaron a la ciudad 10 mil personas, lo cual represento un gran flujo turístico extranjero para el país.

Por su parte, Santa Marta mejoró sustancialmente con respecto a la temporada anterior alcanzando promedios de 82 por ciento y 95 por ciento en puente de Reyes y a las playas del Golfo de Morrosquillo llegaron más turistas que el año pasado.

Así mismo, se evidenció que esta temporada los colombianos prefirieron los destinos de sol y playa y fue exitosa la recuperación de la afluencia de turistas en las principales fiestas y ferias de la temporada.

De igual forma, la ocupación en la Feria de Cali fue superior en 20 puntos a la del año anterior al registrar el 60 por ciento de ocupación; la de Manizales fue del 88 por ciento y en el puente de Reyes del 100 por ciento y en los Carnavales de Blancos y Negros en Pasto la ocupación se incrementó en 34 puntos porcentuales respecto a las fiestas del 2009.

Y el Eje Cafetero también mejoró ligeramente su comportamiento y la entrada de los parques temáticos creció en un 5 por ciento aproximadamente.

Bogotá como es costumbre en esta temporada registró la más baja ocupación llegando al 29 por ciento en la ocupación hotelera de los puentes festivos. 

Finalmente, el gran lunar de esta temporada fue la suciedad, el desorden, el caos y la falta de autoridad en las playas colombianas, especialmente en Cartagena y Santa Marta, y nuevamente el fenómeno de la parahoteleria afectó el poder llegar a mejores niveles de ocupación.

Siga bajando para encontrar más contenido