¿Cuál es la tendencia del precio del petróleo?

Desde los mínimos de US$32,5 en diciembre del 2009, el precio del petróleo se ha recuperado de manera parcial, hasta llegar a casi US$84 a principios del 2010.

POR:
marzo 18 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-18

Atrás han quedado aquellos días donde analistas proyectaban precios de 200 dólares para el barril de petróleo, y de igual modo han quedado atrás aquellos días donde, tras la caída de precios, vista en la segunda mitad del 2008, se proyectaban niveles de 20 dólares por barril.

Hoy, la actualidad es otra, desde los mínimos de 32.5 dólares alcanzados en diciembre del año pasado, el precio del commodity se ha venido recuperando de manera parcial, logrando llegar, hacia comienzos del 2010 a niveles de 83.95 - 84 dólares el barril.

Estos niveles de máximos alcanzados son considerados una importante resistencia o área de contención al avance, ya que desde el punto de vista del análisis técnico la zona está representada por el 62 por ciento logarítmico de la baja previa, y ante ello, de algún modo nos vemos obligados a recomendar cautela operativa.

Al analizar este mercado de mediano plazo, como se aprecia en la gráfica adjunta, entendemos que a los niveles de 147.2 dólares conseguidos en el 2008 ha sido visto un techo de importancia para el commodity que estaría dando fin al importante bull market de este mercado desarrollado en la última década, donde el precio de éste pasó de 10 dólares por barril en 1998 a los niveles históricos mencionados arriba.

De acuerdo a esta lectura, creemos que el proceso de baja del petróleo desarrollado desde los máximos del 2008 en los 147.2 dólares forma parte de un ciclo bajista de mediano plazo, en donde el proceso de recuperación actual desde los mínimos de 32.5 dólares es simplemente de un movimiento en contratendencia para que finalmente, una vez culminado, la baja del petróleo quede nuevamente retomada como tendencia principal.

En concreto, al trasladarnos al corto plazo, si bien el avance de las últimas jornadas podría extenderse aún con la intención de buscar nuevamente la zona de máximos en torno a los 84-88 dólares por barril, entendemos que difícilmente esta zona sea superada, y por ello, deberemos ser cuidadosos al momento de tomar decisiones.

Elementos que potencian nuestra lectura están dados por algunos indicadores técnicos como el nivel de consenso bullish que se trae en este mercado, y de igual modo, al analizar el grado de especulación que existe a los precios conseguidos.

En efecto, en Estados Unidos son cada vez más seguidos los índices de sentimientos, que de algún modo, nos otorgan como dato principal el nivel de saturación al alza o a la baja que trae el producto en análisis. Este indicador nos muestra que cuando el nivel de consenso bullish del mercado a favor de un producto es superior al 75 por ciento, entonces podríamos considerar que gran parte de este mercado ya se encuentra comprado, y por lo tanto, se están logrando niveles de saturación que nos darían ciertos indicios de cercanía a un techo de mercado.

De igual forma, cuando los niveles de consenso bullish se colocan por debajo del 25 por ciento debemos suponer que el mercado se muestra bastante limpio, y por lo tanto, próximo de marcar un piso y comenzar una tendencia positiva. Es importante aclarar que este tipo de indicador no debe ser suficiente como para buscar posicionamiento en el mercado, pero que sin duda apoyado a otras herramientas de análisis aportarán un dato más que valioso al momento de tener que tomar decisiones en el mercado.

En este sentido, el último dato de consenso bullish a favor del petróleo nos muestra que el 70 por ciento del mercado del crudo está al alza, y si bien esos niveles de sentimiento no son suficientes como para pensar en un inminente techo, sí debemos ser cautelosos, ya que dichos niveles nos indican que gran parte del mercado se encuentra comprado en este commodity.

Otro indicador que nos alerta ante la cercanía de un techo, es aquel que mide e identifica quiénes son los participantes que están liderando las compras en el mercado. Este indicador, denominado COT (Commitments of Traders), diferencia de algún modo las posiciones netas que traen abiertas los diferentes representantes del mercado, los cuales los segmenta como comerciales aquellas empresas que cuentan con el producto y necesitan hacer coberturas ante comportamientos de precios desfavorables, entre aquellos que son los grandes especuladores (los fondos) que lo que buscan es simplemente aprovechar una tendencia y sacar rédito de la misma.

Al analizar este indicador, nos encontramos con que los valores actuales de petróleo están siendo pagados principalmente por especuladores, y ello, de algún modo, nos estaría alertando ante la posibilidad que los precios actuales se encuentren 'inflados', lo que convierte al mercado en riesgoso para la compra, aun cuando pueda extender las ganancias de corto plazo.

En conclusión, aun cuando creemos posible que en el corto plazo el petróleo pueda desarrollar nuevas escaladas ascendentes, capaces de llevar los precios de regreso hacia la zona de máximo de enero último, en los 84 dólares, o bien intente acceder hacia objetivos y escollos más altos de los 86-88 dólares, recomendamos no tener grandes posiciones del commodity en cartera, sino sólo ubicación de trading, que nos permitan una salida rápida del mercado en el eventual caso que los precios terminen inflexionando a la baja.

Actualmente, con caídas de precios por debajo del rango de 75-73 dólares debemos considerar que un techo de importancia ha sido ya conseguido en los máximos vistos, y que por consecuencia un proceso correctivo mayor para el commodity finalmente ha quedado habilitado, de donde se desprenden objetivos de 64-60 dólares, aunque con posibilidades, incluso, de buscar valores inferiores hacia más adelante. Estaremos atentos entonces...

Siga bajando para encontrar más contenido