Las tendencias del sector agropecuario / Análisis

En esta ocasión se presenta una mirada sobre las tendencias observadas durante los últimos años en los resultados de la Encuesta de Opinión Empresarial Agropecuaria.

POR:
mayo 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-15

En primera instancia se observa que entre el primer trimestre del 2005 y el cuarto trimestre del 2006 el porcentaje de agricultores que consideró que su situación económica estaba mejorando creció. Sin embargo, a partir del primer trimestre del 2007, esta opinión es cada vez menor. De manera inversa, a partir del primer trimestre del 2007, creció el porcentaje de agricultores que percibe que su situación económica viene desmejorando. De hecho, en esta ocasión la percepción desfavorable de los agricultores sobre su situación económica es solo comparable a la observada en el primer trimestre del 2002, cuando los problemas de orden público eran percibidos por los agricultores como una causa de deterioro de su situación.

Los productores de café, flores y banano, productos exportables, encuentran que su situación económica actual es significativamente menos favorable que en los últimos ocho años. Sin embargo, los productores de palma de aceite tienen hoy una más favorable percepción sobre su situación económica actual.

Esto último seguramente tiene que ver con el repunte de los precios del aceite que compensan, de lejos, los efectos negativos de la revaluación.

En el caso del sector pecuario, entre el primer trimestre del 2005 y el tercero del 2006, el porcentaje de productores que consideró que su situación económica estaba desmejorando creció; y a partir de ese momento percibieron que su situación comenzó a mejorar.

Esa tendencia de mejoramiento se mantuvo hasta finales del 2007. Sin embargo, a partir del primer trimestre del 2008, como en el caso de los productores del sector agrícola, el porcentaje de productores del sector pecuario que percibe un desmejoramiento en su situación económica también ha crecido.

Los productores del sector pecuario que tienen hoy una más desfavorable percepción sobre su situación económica son los de pollo y leche; en tanto que ha crecido el porcentaje de productores de porcinos y ganado de carne que encuentran que su situación económica actual es más favorable que en el periodo anterior. El precio de los concentrados y los precios de venta de la carne explican esas diferencias.

El desmejoramiento reciente que los productores de varios subsectores de los sectores agrícola y pecuario perciben en su situación económica no es atribuible, en esta ocasión, a eventos climáticos ni de orden público. La tasa de cambio y el precio de los insumos son la principal causa de esas percepciones negativas. De hecho, aunque el precio de los insumos agrícolas y pecuarios siempre ha sido identificado como uno de los principales problemas de los productores, en esta ocasión esa percepción es mucho más generalizada.

En cuanto a los resultados que los agricultores reportan sobre sus volúmenes de producción, se observa que entre el primer trimestre del 2002 y finales del 2004, el porcentaje de productores que reporta que sus volúmenes venían creciendo aumentó. Sin embargo, a partir del primer trimestre del 2005 la tendencia se revierte y comenzó a crecer el porcentaje de agricultores que reporta descensos. Esa tendencia negativa se mantiene hasta hoy.

Desde el primer trimestre del 2005, los productores pecuarios reportan que sus volúmenes de producción tienden a mantenerse constantes, con fluctuaciones menores. Y aunque hacia finales del 2007 hubo un repunte en los volúmenes de producción, para el primer trimestre del 2008 se observa un retorno al promedio de los últimos tres años.

En todo caso, a pesar de las disminuciones en producción y de no crecimiento que reportan los empresarios del sector pecuario, se observa que las intenciones de inversión en maquinaria y equipos están creciendo. Podría esperarse una mejoría en los reportes sobre volúmenes de producción. Este mejoramiento ocurriría si bajan los precios de los insumos y se frena la caída de la tasa de cambio.

Siga bajando para encontrar más contenido