Tenderos del país se convirtieron en expertos en el riesgo bancario

La apertura de puntos de atención de los bancos en tiendas, ferreterías y droguerías ha llevado los servicios financieros a lugares a los que era imposible pensar que llegara la cobertura de la banca.

POR:
enero 31 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-31

Pero con esas nuevas 'funciones' que asumieron, los dueños de estos Corresponsales No Bancarios (CNB) terminaron por convertirse en verdaderos expertos en el manejo del riesgo de administración del efectivo, toda vez que las sumas diarias que ahora mueven son superiores a las que antes manejaban.

Todo porque los contratos que firman con los bancos les imponen como condición asumir estos riesgos, lo que no sólo incluye velar por la seguridad de su establecimiento, sino por la custodia del dinero recibido, los billetes falsos y otros eventos relacionados con su negocio.

Fernando Gómez, dueño de una ferretería del sur de Bogotá que opera como CNB de una entidad financiera, explica que para mitigar estos riesgos tomaron la decisión de construir una especie de cabina, con ladrillos y materiales puestos por su cuenta. "Pedimos transportadora de valores, pero el banco dijo que no le daban los costos. Afortunadamente hasta ahora no nos ha pasado nada", señala.

La suerte de este comerciante no la tuvo Carlos López*, dueño de una droguería en el occidente de Bogotá que opera una de las redes más grandes de CNB. En junio de 2008, cuando su local fue atracado, le robaron 18 millones de pesos, de los cuales cerca de 10 millones correspondían a operaciones realizadas por el sistema del banco.

La circular de la Superintendencia Financiera que reglamentó la operación de los CNB fijó estándares mínimos de riesgo en los contratos, que los bancos deben informar al organismo. Expertos en regulación financiera explican que no hay una exigencia normativa sobre la forma en que bancos y corresponsales asumen los riesgos del efectivo, sino que esto es parte de lo que se negocia entre las partes.

Con la masificación de los corresponsales, que ya supera los 5.600 puntos en todo el país, los comerciantes han aprendido a manejar sus peligros, así ello implique no recibir transacciones por cuantías grandes, que además de representar un riesgo mayor, les llena el cupo diario que les asigna el banco y les reduce las ganancias, porque reciben una comisión por cada operación que procesen.

Un canal que va en aumento

En el primer semestre de 2008 se registraron 2,9 millones de operaciones en los CNB por 502.163 millones de pesos y durante el mismo periodo del año pasado las cifras de la Superintendencia Financiera dieron cuenta de 6,3 millones de operaciones.

* Nombre cambiado a petición de la fuente.

Siga bajando para encontrar más contenido