Tenga cuidado: el crédito rápido le puede salir caro

En este tipo de negocios son frecuentes los abusos, que los clientes, o no perciben ante la desesperación del momento, o asumen con resignación con tal de salir del apuro.

POR:
enero 29 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-29

El director general de Estudios sobre consumo de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Roberto Bello, cuenta que el principal problema de las prenderías deriva de la confusión que, a veces, reina en torno a las tasas de interés que hay que pagar.

Por tal motivo, recomienda que se preste atención al Costo Anual Total (CAT) y no al porcentaje mensual que algunas casas de empeño exhiben. La tabla de equivalencia entre ambas tasas de la 'brújula de compra' de Profeco revela, por ejemplo, que un interés mensual de 11,5 por ciento se convierte en un CAT del 269 por ciento.

Según Bello, muchos usuarios pueden pagar hasta un 26 por ciento más de intereses, ya que determinadas entidades cobran los meses completos, sin importar por cuántos días haya sido empeñado un bien.

Prestar atención a esta letra pequeña y huir de las casas que no estén registradas en Profeco son, para Bello, los ingredientes de la receta para que estos créditos 'baratos' al final no les resulten a los mexicanos que los solicitan más caros que ningún otro.

Siga bajando para encontrar más contenido