Por tensión en el agro, Santos convoca a reunión en Palacio

El ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, se ha reunido durante 16 horas con Fedearroz y Fenalce para explicar su posición. Afirma que quien no sea competitivo debe cambiar de actividad.

Por tensión en el agro, Santos convoca a reunión en Palacio

Efe

Por tensión en el agro, Santos convoca a reunión en Palacio

POR:
marzo 07 de 2014 - 04:13 a.m.
2014-03-07

Un estrechón de manos después de ocho horas de reunión, no fue suficiente para calmar las aguas del enfrentamiento entre el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, y el presidente de Fedearroz, Rafael Hernández, quien asegura que solo quedará satisfecho cuando el Ministerio cumpla lo acordado.

Ese fue el último episodio de las discrepancias entre los cultivadores de arroz y el Gobierno, luego de que el Ministro asegurara que los arroceros que no sean competitivos deben cambiar de actividad. Este apreciación también tiene en alerta a la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales, que ayer también se reunió con Lizarralde para expresarle el inconformismo con sus apreciaciones (ver recuadro).

Sin embargo, ya viene otro capítulo. El presidente, Juan Manuel Santos, convocó para el próximo lunes a las 10 de la mañana a una reunión en Palacio de Nariño, a la junta directiva de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), para hablar de los problemas del sector. No están invitados los productores pecuarios, es decir, Fedegán, Fenavi y Asoporcicultores, entre otros gremios.

Rafael Mejía, presidente de la SAC, dijo que el próximo lunes hablarán del proceso de paz y la seguridad jurídica, el pacto agrario, el revolcón institucional del sector, la relación entre bienes públicos y subsidios directos, y el tema de la política para el desarrollo rural.

La cita del próximo lunes está precedida de la reunión realizada entre el ministro de Agricultura y los miembros de la cadena arrocera, luego de que los productores se quejaran ante el presidente Santos.

El gerente de Fedearroz, Rafael Hernández, dijo que con el Ministro de Agricultura ser acordó la presentación, por parte del gremio, de una propuesta de incentivos para el almacenamiento del grano. Hernández dijo que “el 80 por ciento del tiempo de la reunión lo gastamos en exponer nuestro inconformismo por la apreciación del Ministro de que quienes no sean competitivos deben cambiar de actividad”.

El dirigente arrocero reconoció la disposición de Lizarralde a escucharlos y a tomar cartas en el asunto para solucionar los problemas del sector. Indicó que el gremio está pidiendo soluciones a corto, mediano y largo plazo. “El problema coyuntural más complicado es el de la comercialización del grano. A mediano plazo necesitamos solucionar el acceso a crédito, infraestructura, investigación, transferencia de tecnología, adecuación de tierras y riego”.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde le dijo ayer a Portafolio que hay una clara decisión del Gobierno de solucionar los problemas de los arroceros y que los estimativos de ese Ministerio es que en el país “hay unas 100 mil hectáreas que podrían salir de producción porque están sembradas en tierras con otra vocación”. Aclaró que en algunas zonas del país donde el cultivo de arroz no es rentable, el tema se evaluará conjuntamente con Fedearroz. Si se debe cambiar de siembra, el Ministerio los apoyará.

El Ministro de Agricultura dijo que la principal conclusión de la reunión con los arroceros fue la de intensificar la guerra al contrabando.

TAMBIÉN SE REUNIERON CON FENALCE

Para explicar su posición frente a la falta de competitividad de algunos sectores, el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, ha te- nido que dedicarle 16 horas de su tiempo a re- unirse con los arroceros y los productores de cereales.

Ayer atendió durante 8 horas a los directivos de Fenalce, quienes le reclamaron por sus comentarios.

“Los productores de maíz, frijol, soya, trigo, cebada y avena sentimos que el Gobierno nos ha dejado a la deriva y que al actual Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural no le interesa en lo más mínimo la seguridad alimentaria de los colombianos.

Venimos soportando el peor escenario de precios bajos del último cuatrienio y nos hemos cansado de solicitarle al Gobierno que tome medidas compensatorias para paliar esa coyuntura”, dicen los cerealistas.

Siga bajando para encontrar más contenido