Tensión con Brasil por cargo en FMI

La salida de la ex viceministra de Hacienda, María Inés Agudelo, como representante de Colombia ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) es el hecho que molesta.

POR:
marzo 27 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-27

Agudelo salió por decisión unilateral y perentoria de su colega brasileño, Paulo Nogueira Batista Jr.

El 18 de febrero, y alegando "asuntos administrativos internos", Nogueira ordenó el retiro de la funcionaria colombiana, dándole un plazo de 24 horas para abandonar la oficina. Tras lo cual le pidió al gerente del Banco de la República y gobernador del Fondo por Colombia, José Darío Uribe, nombrar a otra persona.

Las cosas subieron de tono ayer, al conocerse, por diarios brasileños, que Colombia le retiró el aval a Brasil, como representante de un grupo de nueve países ante el FMI, por las discrepancias entre los delegados de ambos países.

La ex viceministra Agudelo dijo al diario O Globo, de Río de Janeiro, que el Gobierno de Colombia le remitió el viernes una comunicación al FMI en la que desautorizaba al brasileño como su representante en el organismo.

Al referirse al encontrón, Agudelo admitió que Colombia evalúa "todas las posibilidades", incluso la de abandonar el grupo de nueve países que es liderado por Brasil.

Debido a que casi todos los países del mundo pertenecen al FMI, se decidió agruparlos para que escogieran a un representante ante el directorio ejecutivo del organismo multilateral. En el grupo de Colombia el puesto de director ejecutivo lo ocupa Brasil, mientras que el de director alterno está a cargo de la representación nacional.

Espera disculpas

María Inés Agudelo dijo que espera una disculpa por parte del Gobierno de Brasil, luego de dos cartas que, según ella, han sido enviadas por Bogotá al ministro de Hacienda de ese país, Guido Mántega.

Sin embargo, el Ministerio de Hacienda de Brasil negó haber recibido aún las cartas, indicando que Mántega se comunicó telefónicamente con su homólogo colombiano, Óscar Iván Zuluaga, para tratar el asunto "en tono diplomático educado", según el diario O Globo.

Incluso el periódico O Estado de Sao Paulo, informó que el presidente Álvaro Uribe Vélez ya le presentó una queja formal sobre esta situación al mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

EL TIEMPO se comunicó ayer con el Ministerio de Hacienda y con el Banco de la República para conocer los detalles de estas cartas, pero sus voceros se abstuvieron de hacer comentarios sobre este percance, que tomó por sorpresa a las autoridades colombianas.

Con información de Efe

Siga bajando para encontrar más contenido