Tensión entre comunidades y petroleras afecta la producción

'La principal dificultad para los proyectos de exploración petrolera es la relación con las comunidades, la conflictividad social y el tema de licenciamiento ambiental', presidente de la ANH.

El oleoducto Caño Limón-Coveñas estuvo cerrado casi dos meses por conflictos con los indígenas U'wa.

Archivo Portafolioco

El oleoducto Caño Limón-Coveñas estuvo cerrado casi dos meses por conflictos con los indígenas U'wa.

POR:
mayo 28 de 2014 - 07:54 p.m.
2014-05-28

Representantes del sector energético de Colombia dijeron este miércoles que la tensión entre las petroleras y algunas comunidades hace que las empresas enfrenten un manejo "difícil y costoso" de sus operaciones, durante la inauguración de la Cumbre Colombiana de Energía que se celebrará hasta este jueves en Bogotá.

Durante el foro, autoridades del sector reflexionaron sobre el papel de la industria petrolera en regiones que tienen complejas realidades sociales y sobre la desconfianza que genera esta actividad en algunas comunidades.

Al respecto, Javier Betancourt, presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), mencionó el impacto que tuvo el cierre durante casi dos meses del oleoducto Caño Limón-Coveñas, reactivado recientemente tras un conflicto con la comunidad indígena U'wa que protestaba por los efectos de los atentados guerrilleros contra esta infraestructura en su territorio.

El funcionario aseguró que la tensa situación con los aborígenes "ya fue superada", pero que esa parálisis dificulta el objetivo de alcanzar el millón de barriles durante este año.

El encuentro del sector energético reúne más de 300 empresas nacionales e internacionales de la industria, inversores, funcionarios del Gobierno y proveedores de servicios, además de 65 expositores que presentarán las nuevas inversiones y oportunidades de desarrollo en el mercado colombiano.

Por su parte, Carlos Espinosa, gerente de la compañía petrolera THX Energy, manifestó que lo más complejo de la relación con las comunidades es su "falta de confianza en el sector petrolero" y que el gremio tiene que pensar "acerca del papel que ha jugado".

Espinosa recalcó además que el desarrollo del sector petrolero debe "hacerse dentro de un marco que garantice la menor afectación posible" de la ecología, velando por "una correcta deforestación y cuidado de la fauna".

"Las dificultades de orden público generadas por grupos al margen de la ley se convierten en uno de los retos más importantes, no solo por ser imprevisibles, sino porque la gravedad de los mismos afecta, no solo las operaciones, también a las comunidades y al medio ambiente" agregó.

EFE
 

Siga bajando para encontrar más contenido