Terpel cumple 40 años de actividades

Cuando inició operaciones el primer Terpel en 1968 en Bucaramanga, muchos críticos de la época pusieron en duda que una compañía de esta naturaleza, a pesar de tener el respaldo de Ecopetrol, pudiera sobrevivir en un entorno donde las multinacionales eran el amo y señor de la distribución de combustibles al por menor.

POR:
noviembre 04 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-04

Además, no se entendía muy bien el sentido de aquella locura de poner en marcha un negocio para comercializar gasolina en las regiones más apartadas donde el tráfico automotor era incipiente en lugar de ir de una por el premio gordo en el centro del país. Pero fue así, contrariando la ortodoxia, como se dieron los primeros pasos de Terpel, que hoy se proclama así mismo como el mayor distribuidor de combustibles de Colombia, con una participación del 39 por ciento del mercado. La firma, que ya no es de Ecopetrol y que desde 1997 tiene al Sol como su símbolo, celebra esta semana sus primeros 40 años de venderle al país, como reza su eslogan. El presidente de la Organización, Amaury de la Espriella, sostiene que la clave del éxito no ha sido otro que el contacto directo con los clientes, así como el haber llegado a sitios como Leticia, Amazonas, donde la estación de gasolina de Terpel es la única que presta el servicio y es tan importante como la misma iglesia o la alcaldía. En 1993, Ecopetrol vendió su participación en puntos de Terpel a accionistas regionales y la empresa quedó conformada por personas de diversas zonas. Ya en el 2000 se creó la compañía Sociedad de Inversiones en Energía, primer paso para consolidar la participación accionaria de Terpel en una sola con el fin de dar paso al nacimiento de lo que hoy es la Organización Terpel. “La unificación de las siete compañías ha tenido ventajas muy importantes por el hecho de que ahora tenemos un foco, con unas estrategias únicas, con unas claras propuestas de valor para nuestros clientes que nos permiten que trabajemos en ellas, y un modelo de negocios que podemos replicar a otros países”, dice el directivo. El proceso de expansión internacional comenzó en el 2006 con la adquisición de 65 estaciones de servicio en Ecuador, luego compró 53 en Panamá y 206 más en Chile. El paso más reciente lo dio este año con la compra de Gazel, la mayor red de estaciones de gas natural del país. Sin embargo, la tarea no ha sido nada fácil, porque así como ocurrió en Colombia cuando arrancaron las operaciones, los nuevos consumidores latinoamericanos miran con cierto recelo a esta compañía, totalmente desconocida para ellos. Entre tanto, en Colombia ha incursionado con éxito en otros nichos de mercado como el del suministro de la gasolina de avión en los principales aeropuertos del país, lo que le ha llevado a morder un 47 por ciento de la tajada de ese mercado. De la Espriella es consciente del rápido crecimiento de Terpel y por eso dice que por ahora la tareaes consolidar la operación internacional antes de entrar en nuevos negocios, aunque asegura que siguen mirando opciones en el vecindario.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido