Testimonios impactantes

Testimonios impactantes

POR:
diciembre 17 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-12-17

Los problemas invernales causados por la corrupción, la imprevisión y la naturaleza han sumido a unos dos millones de colombianos en una situación desesperante. ¿Qué hacer cuando la confianza se opaca o se pierde? Una poderosa ayuda es ser solidarios y otra es imitar la resiliencia y la fe de otros que superaron lo peor. Veamos algunos ejemplos: - Demóstenes nació en Atenas el año 384 a.C. Quedó huérfano de padre a los siete años y sus tutores administraron mal su herencia. Debido a eso ya de joven estuvo en los juzgados e, impresionado por la elocuencia de un abogado, se dedicó a la oratoria. Era un sueño en apariencia irrealizable porque padecía dislexia, era tartamudo y tenía poca voz. Su primer discurso fue un completo fracaso, que no terminó debido a las burlas del auditorio. Con una entrega infatigable se dedicó a mejorar y llegó a ser el más brillante orador de su época y, según muchos, de la historia. - Francisco de Asís no disfrutó de una vida sana y padeció diversas enfermedades. Parece mentira, pero iba a ser expulsado de la comunidad que fundó y sufrió viendo en ella divisiones y disensiones. Quedó ciego al final de su vida y antes de morir, en 1224, las heridas de sus estigmas le causaban intensos dolores. Sin embargo, no se quejaba nunca y sólo irradiaba paz y alegría. - En 1482 Cristóbal Colón pidió apoyo al Rey de Portugal para su viaje, pero la idea fue rechazada. Después buscó apoyo en España sin encontrar una respuesta positiva. Mientras esperaba, se vio obligado a vender mapas y libros para sobrevivir. Insistió nueve años hasta que aprobaron su proyecto, en diciembre de 1491, pero él tuvo que aportar mucho dinero para la expedición. Era constante, animoso y confiado. - Desde pequeño, Miguel Ángel mostró un gran talento para el arte, pero tuvo que enfrentar la oposición de su padre, que veía a un hijo artista como una deshonra. En 1512 terminó de decorar la bóveda de la Capilla Sixtina, un trabajó extenuante que le generó serios problemas en la espalda de ahí en adelante. Decía que no era un genio, sino un ser apasionado en sus obras. Miguel Ángel amaba lo que hacía y no se daba por vencido. - A los 10 años, Juan Sebastián Bach perdió a su madre y a los 11 quedó huérfano de padre. Cuando murió María Bárbara, su primera esposa, le había dado seis hijos. Se casó por segunda vez y tuvo 12 hijos más. De todos ellos enterró a 13 en edad temprana. Al final de la vida quedó ciego, pero vivía sereno y era bien espiritual. - Beethoven tuvo una infancia desdichada ya que su padre pretendía convertirlo en un genio precoz como Mozart. Nació en una familia modesta, el papá era alcohólico y la madre vivía enferma. Con heroísmo enfrentó su prematura sordera. Cuando compuso la hermosa Sinfonía Novena estaba completamente sordo, pero sabía dominar el desaliento. - Charles Chaplin se crió en orfanatos y en la calle. Su padre se fue de la casa cuando él tenía tres años y la mamá se enloqueció cuando él tenía once. Soportó hambre, abandono, y la figura de vagabundo y el estilo que lo hicieron legendario los tomó de la dura vida que le tocó vivir. Se tenía una gran confianza y sabía transmutar el dolor en humor. Los problemas invernales causados por la corrupción, la imprevisión y la naturaleza han sumido a unos dos millones de colombianos en una situación desesperante”.GONZALO GALLO GONZÁLEZ Escritor - Conferencista La orden es mirar hacia el PacíficoANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido