Textileras, agobiadas por la crisis

Revaluación, contrabando, baja demanda y competencia china, son los males que afectan a la industria colombiana de textil, y de confecciones, que atraviesa por un momento difícil.

POR:
julio 29 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-29

De acuerdo con las cifras del Dane, las exportaciones de los primeros cinco meses fueron soportadas por la demanda venezolana de textiles, país que incrementó de 62 millones de dólares en los primeros cinco meses del año pasado a 162 millones de dólares en el mismo período del 2008. Por su parte, las confecciones se incrementaron de 163 millones de dólares entre enero y mayo del 2007 a 376 millones en igual lapso de este año, a territorio venezolano. Pese a que las exportaciones se han mantenido gracias a las compras del país vecino, el sector sostiene que ha tenido que suprimir unos 15.000 puestos de trabajo, como consecuencia de la mala situación y los resultados desfavorables para las empresas. Este incremento en la ventas al país vecino no se repitió al resto del mundo donde por el contrario se registró una descenso, al caer de 365 a 347 millones de dólares. En lo corrido del año la mercancía importada vale 150 millones de dólares, mientras el año pasado el total fue de 240 millones de dólares, de acuerdo con el presidente de la Asociación Colombiana de Textileros, Iván Amaya Villegas. “El presupuesto de ventas nacionales generales más las exportaciones se quedó corto en un 25 por ciento. Y por otro lado la revaluación se tradujo en que el sector dejó de percibir ingresos por ventas en 60 millones de dólares”, explicó el dirigente gremial. Este panorama sirve de marco a una nueva versión de Colombiamoda, que se realiza desde hoy en Medellín y que contará con la presencia de 441 compradores provenientes de 23 países invitados por Proexport. Según un estudio de Raddar e Inexmoda, en los dos primeros meses del año se presentó una caída de 2,04 por ciento en compras de vestuario y calzado normal, (comparando enero con junio). El descenso obedece, según este informe, a que la inflación y el aumento de tasas de interés ha hecho que los consumidores sean más prudentes al momento de hacer compras diferentes a los alimentos. Pero a pesar de la difícil situación que enfrenta el sector Colombiamoda busca abrir nuevos mercados mediante la promoción de las prendas y las telas colombianas, entre los compradores internacionales que estarán en el evento, que se prolongará hasta este jueves en la Plaza Mayor de Medellín. El objetivo es buscar nuevos negocios con México, Venezuela, Brasil, Perú, Alemania, Antillas Holandesas, Argentina, Bulgaria, Canadá, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guadalupe, Guatemala, Holanda, Honduras, Italia, España, México, Panamá, Perú, Puerto Rico, Reino Unido y Trinidad y Tobago. ¿SE VUELVE IMPORTADOR? DHL Express, una de las compañías de aeromensajería más importantes del mundo, informó que las importaciones de la industria textil y de moda hacia Colombia a través de esa firma crecieron en un 64 por ciento en el primer semestre del 2008. Para los empresarios, Colombiamoda es una oportunidad para ampliar o mantener los actuales niveles de negocios tanto en el país como en el exterior. Por primera vez, Colombiamoda contará con la presencia de un pabellón de Joyería y Bisutería, con la oferta de 20 empresas coordinadas por Proexport que mostrarán sus productos y diseños innovadores. La gama de expositores va desde ropa formal, casual, interior, deportiva, hasta vestidos de baño, ropa para el hogar, servicios de ‘paquete completo’, artículos para el comerciante de moda y para el punto de venta y servicios especializados. “Con el perfil de empresarios seleccionados buscamos potencializar las marcas colombianas en los mercados internacionales”, manifestó la presidente de Proexport, María Elvira Pombo, quien anunció que además se contará con la presencia de Bancóldex que facilitará la creación de una sala de negocios donde los compradores internacionales invitados y los empresarios colombianos puedan sostener sus encuentros comerciales. El presidente de Ascoltex asegura que la industria textil recibió con muy buen agrado el discurso del presidente Alvaro Uribe Vélez el 20 de Julio, porque reconoce que hay una desaceleración de la economía y que los sectores más afectados son las manufacturas, pero con mucho desagrado la decisión de la Junta Directiva del Banco de la República en materia de intereses. “Esto nos va a golpear mucho más, pero la verdad es que estamos frente a una coyuntura muy difícil por el precio tan bajo del dólar”, dijo Amaya. 162 millones de dólares fueron las ventas de textiles colombia- nos a Venezuela entre enero y mayo de este año. 376 millones de dólares fue- ron las ventas de confecciones colombia- nas a Venezuela entre enero y mayo de este año. LAS MODELOS Colombiamoda continuará con la iniciativa de promover la salud y el bienestar de las modelos que desfilen en las pasarelas de la feria. Por tal motivo, desde Inexmoda, decidieron implementar un control a todas las mujeres que desfilen en la feria; se trata de un examen médico que las modelos debieron presentar en el momento del ‘casting’ a la agencia para la cual trabajan; así mismo, las firma deben presentarlo a Inexmoda en el momento de solicitar las escarapelas de sus modelos. El certificado médico, debe estar firmado por un profesional de la medicina y en él debe constar que la persona se encuentra en excelente condición física. Comienza el semestre de comprar por gusto En el primer semestre, los colombianos compran por necesidad, mientras en el segundo se dan gusto. Así se puede describir el consumo de confecciones y moda por parte del público general. La temporada escolar, la entrada a la universidad y el regreso a la oficina hacen que muchos adquieran las prendas o pintas que necesitan para enfrentar esas situaciones. Lo necesario, nada más. De ahí que el primer semestre del año sea un periodo de ventas bajas para este sector, según los estudios realizados por Raddar-Inexmoda. También hay que tener en cuenta que en el primer semestre del año se dan las grandes alzas de precios en otros productos (alimentos, por ejemplo) por lo que el consumo de confecciones es muy lento. “Además, este año las familias gastaron más en las vacaciones de Semana Santa”, explica Camilo Herrera, presidente de Raddar. En cambio, el segundo semestre se dinamiza totalmente. Y ahí los antojos funcionan más. A lo que hay que agregar, que llegan las liquidaciones de colecciones de agosto, se lanzan nuevas colecciones, está el el mes del amor y la amistad, las promociones de octubre de los hipermercados y finalmente la Navidad. “Fácilmente, el 65 por ciento de las ventas del sector se da en el segundo semestre”, dice Herrera. Según los análisis de Raddar-Inexmoda, en términos reales el mercado de consumo ha caído un 1,2 por ciento en el primer trimestre de este año, “lo cual no es realmente significativo, ya que las ventas se dan en el segundo semestre, más aún con la entrada de nuevos comercios y marcas internacionales de moda como Payless Shoes y Topitop (de Perú)”. Estas marcas de ‘pronta moda’, que renuevan su mostrario cada mes (Como Zara o Mango) mueven mucho el mercado. Sus mayores consumidores son los profesionales jóvenes que aún no tienen hijos, y que están dispuestos a comprar por gusto. De ahí que pese a los problemas de la revaluación y las importaciones, el sector todavía tiene tiempo para mejorar sus indicadores.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido