Textileros vuelven a terreno positivo

El Decreto 456 ha ayudado en la recuperación, aunque el contrabando sigue azotando al sector.

Entre los problemas que afectan al sector significativamente están: los altos costos en materias primas, mano de obra y fletes.

Archivo Portafolioco

Entre los problemas que afectan al sector significativamente están: los altos costos en materias primas, mano de obra y fletes.

Finanzas
POR:
septiembre 18 de 2014 - 04:34 p.m.
2014-09-18

Los últimos tiempos no han sido nada fáciles para la industria textil y de confecciones, aunque en este 2014 los indicadores se han revertido y vuelven a terreno positivo.

Las dificultades del sector a nivel externo se reflejan en el bajo crecimiento, comercio desacelerado, precios internacionales de los commodities cada vez más bajos y un mercado más competitivo.

A nivel interno, hay demanda debilitada, clima de negocios menos favorable y grandes limitantes en competitividad. Adicional, la competencia desleal y el contrabando se ha convertido en uno de los principales obstáculos de la industria manufacturera y en especial del sector textil-confección con el agravante que tiene una clara tendencia creciente, el dumping, el contrabando abierto y el no cumplimiento de las normas legales se ubican como las principales formas en que las empresas se han visto afectadas.

Entre las problemáticas que afecta de manera significativa al sector se encuentran los altos costos en materias primas, la mano de obra, fletes, la energía, los servicios públicos y los gastos de mantenimiento. Si se logra mejorar esto se puede tener un sector más competitivo.

En general se espera un mejor año, los empresarios del sector le están apuntando a un crecimiento del 4,5 por ciento.

Algunos aspectos que los hace ser más positivos son: la inversión en infraestructura anunciada por el Gobierno, la reactivación de la construcción en el impacto de las medidas para la productividad y el empleo adoptadas en el 2013 y el entorno macroeconómico favorable y mayor crecimiento mundial.

Casi todos los indicadores claves en la cadena textil-confecciones están reponiéndose, al menos así lo muestran las últimas cifras del Dane.

Desde la Cámara de la Cadena Algodón, Fibras, Textil y Confecciones de la Andi, señalan que después de haber mostrado cifras negativas de enero a noviembre del 2013, la industria comienza a tener un crecimiento positivo desde diciembre del pasado año hasta el día de hoy. La entidad resalta cómo parte de esta recuperación se debe al Decreto 074, ahora 456, aunque aseguran que el contrabando y el conexo al lavado de activos sigue perjudicando seriamente al sector.

PROPUESTA GRANDES

El presidente de Fabricato, Carlos Alberto De Jesús, asegura que para mejorar la eficiencia desde el punto de vista de las empresas, el único camino es la inversión.

“Se necesitan algunas medidas del Gobierno para la creación de un ambiente de competencia leal en el país, como la extensión del arancel mixto, hoy vigente para la confección, también para las telas e hilos. Y un fuerte programa de inclusión fiscal, laboral y ambiental”, señaló.

Desde Coltejer afirman que la industria debe afrontar muchos retos y estar a la vanguardia de otros mercados, teniendo en cuenta que este sector se va especializando cada vez más.

Además, la textilera explica que hacen frente a las pérdidas trabajando políticas de disminución de costos, desarrollando nuevos productos y optimizando los procesos, entre otros.

REDISEÑO DEL NEGOCIO

Empresas como Fabricato están reestructurando sus plantas, además redireccionaron el negocio y obtuvieron un flujo de caja que les permitió alcanzar una chequera robusta para avanzar en su plan de modernización.

El presidente de la compañía, Carlos Alberto De Jesús, afirmó a Portafolio que están “absolutamente convencidos de que el único camino es definir claramente el foco y direccionar todos los esfuerzos hacia allá”.

Apuntó De Jesús que en este inicio de la nueva administración los resultados nos están acompañando positivamente, lo que les alienta a seguir trabajando.