The Edge y Bono, de U2, reformarán uno de los hoteles más emblemáticos de Dublín, Irlanda

El nuevo diseño del hotel The Clarence, que incluye una cúpula gigante, fue hecho por Norman Foster, premio Pritzker de Arquitectura en 1999. Grupos de conservación del patrimonio se oponen.

POR:
julio 17 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-17

Los dos músicos, que adquirieron el edificio de 49 habitaciones en 1992, consiguieron hoy autorización gubernamental para poner en marcha las obras, a cargo de Foster, premio Pritzker de Arquitectura en 1999, considerado el Nobel de la Arquitectura.

El diseño de Foster, que costará unos 150 millones de euros (unos 237 millones de dólares), conlleva el derribo de parte del edificio original, de 1852, y sitúa una enorme cúpula de cristal en el tejado.

Además de Bono y The Edge, el hotel, situado a orillas del río Liffey, es propiedad de otros dos socios, ambos promotores inmobiliarios.

Todos manifestaron ayer en un comunicado su satisfacción por obtener autorización para sus planes, que prevé también una ampliación del número de habitaciones, hasta 140, y la construcción de un spa.

Siga bajando para encontrar más contenido