'Las TIC ya representan el 6 % del PIB del país'

El presidente del gremio dice que las ciudades se miden por el nivel de inteli- gencia digital. Asegura que hay déficit de mano de obra calificada para el sector.

'Las TIC ya representan el 6 % del PIB del país'

Luis Lizarazo/Portafolio.co

'Las TIC ya representan el 6 % del PIB del país'

POR:
diciembre 10 de 2013 - 11:37 p.m.
2013-12-10

El sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones, conocido como TIC, sigue ganando terreno en Colombia.

Su crecimiento anual ronda el 10 por ciento y ya representa el 6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, algo parecido al tamaño del sector agropecuario.

Para conocer los progresos de la actividad y el futuro de la misma, Portafolio habló con el presidente de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones, Alberto Samuel Yohai, quien asegura que el sector avanza hacia la convergencia temática, lo cual contribuirá a mejorar la conectividad del país.

¿Cuál es la situación actual del sector de las TIC?

En los últimos años hemos tenido una transformación enorme en materia de conectividad, equipos de cómputo, servicios, data centers y proveedores de contenidos digitales. También están surgiendo nuevos operadores de redes y estamos en el camino de acelerar los procesos para que el país tenga ciudades con inteligencia. También estamos entrando en la era de la medicina digital y, por supuesto, del teletrabajo.

¿Cuánto crecerá el sector este año?

El sector está creciendo a un ritmo cercano al 10 por ciento anual. Las TIC se caracterizan por ser intensivas en la generación de empleo, a través de mano de obra calificada. Los estudios indican que por cada puesto de trabajo que generan las TIC se crean 3,5 adicionales de manera indirecta. En el país, esta actividad ya participa con el 6 por ciento del Producto Interno Bruto.

¿Están llegando muchas empresas extranjeras?

Así es. Todos los días se anuncia la llegada de nuevos jugadores del mercado en cada uno de los subsectores de esta actividad. Estamos viendo un círculo virtuoso muy dinámico.

¿El país tiene talento humano suficiente para atender el crecimiento del sector?

No. Tenemos talento humano de alta calidad, pero no es suficiente. Lo peor de todo es que en el país ha disminuido la demanda por carreras de ingenierías electrónica, sistemas, y telecomunicaciones y telemática.

¿Para dónde va el sector de las TIC?

Indudablemente, vamos hacia la masificación de la tecnología 4G en telecomunicaciones móviles. Esto hará que aumente la convergencia digital. Colombia ha venido cerrando la brecha en este aspecto, frente a las naciones más desarrolladas, gracias a las acciones del Gobierno, a través del Ministerio de las TIC, y dándole prioridad a la conectividad del país mediante fibra óptica, como sucede con el Plan Vive Digital.

El futuro más cercano del sector está en la masificación de dispositivos móviles como celulares y tabletas.

¿Cómo lograr ese objetivo si la gente no tiene con qué comprar los aparatos?

En la pasada reforma tributaria fue eliminado el IVA para los dispositivos móviles inteligentes de precio inferior a 1’150.000 pesos (43 UVT), pero desafortunadamente la Dian lo interpretó como si se tratara solamente para las tabletas, excluyendo a los celulares. Eso ha frenado el acceso de los ciudadanos a los teléfonos inteligentes. Lo que la Ley buscaba era democratizar la tecnología y el conocimiento, pero se frustró.

¿Cuáles son los cuellos de botella del sector?

Hay dificultades para el despliegue de la red y de la infraestructura. Se trata de los permisos para nuevos sitios para la ubicación de antenas o torres. La gente se queja porque la señal del celular se cae, pero no se da cuenta que las empresas tienen problemas para mejorar la infraestructura porque así lo deciden las autoridades locales. En este tema, cada municipio tiene normas diferentes. En unos hay mayor flexibilidad que en otros.

¿Dónde se presentan las mayores dificultades?

En Barranquilla, Cali, Villavicencio y Cartagena es muy difícil conseguir un permiso. Las autorizaciones se toman hasta seis meses. Por el contrario, este trámite es más rápido en Medellín y Bucaramanga. En Bogotá, la facilidad depende del sitio donde se vaya a colocar la torre.

¿Por qué le ponen trabas a este trámite?

Algunos funcionarios se apoyan en mitos sobre los efectos que una antena puede tener en la salud de las personas. También se habla de contaminación visual. Nos ponen trabas, por ejemplo, indicando que debemos pintar las torres de anaranjado en zonas que no están cercanas al aeropuerto local.

¿Esto ha afectado a las ciudades?

Indudablemente. En el mundo, las ciudades se dividen entre las más conectadas y las menos conectadas. Las dificultades generadas con la demora en la obtención de los permisos para montar infraestructura atemorizan a la inversión extranjera. Una ciudad que no esté conectada no es competitiva y es poco atractiva.

EN MARZO DEL 2014 VENCERÁN LOS CONTRATOS DE TELEFONÍA CELULAR

“Hay un caso preocupante. Una Ley de 1998 habla de que las empresas de telefonía a las que les fue adjudicado el espectro para prestar el servicio en Colombia deben reversar, es decir, entregarle al Gobierno, la infraestructura montada por ellas cuando finalice el contrato.

En marzo próximo se producirá un nuevo vencimiento de los contratos, lo que indica que habría que entregarle al Estado toda la infraestructura de torres, antenas y equipos. Este es un negocio de alta inversión. En 1998, Colombia tenía 3 millones de abonados y cuenta con 47 millones. La penetración actual es de 105 por ciento.

Siga bajando para encontrar más contenido