Una tienda donde las niñas no van a comprar Barbies, sino a convertirse en una de ellas

Tiesa como una estatua, Zoe Lichestein mira el modelo y verifica que la estilista esté copiando el peinado y el maquillaje con exactitud. La pequeña de 7 años no deja pasar detalle. Su larga cabellera dorada debe quedar igual a la de la muñeca de sus sueños.

POR:
noviembre 21 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-21

A su alrededor, decenas de niñas alborotadas recorren la peluquería pidiendo trenzas, brillos y cintas de colores. Unos metros más allá, otras damitas eligen faldas, camisetas y pantalones de línea romántica, mientras sus madres calculan cuánto gastarán con la tarjeta de crédito tomando un té. Bienvenidos al Barbie Store de Buenos Aires, el único lugar del mundo donde se les ofrece a las niñas hacer realidad el sueño de lucir como la muñeca. “Barbie Store es un lugar donde las nenas se sienten grandes y las madres vuelven a su infancia”, resumió Tito Loizeau, uno de los dueños de la tienda. El local de 650 metros cuadrados, situado en el elegante barrio de Palermo, está dividido en cuatro sectores: la tienda, donde se exhiben accesorios y exclusivas prendas de vestir para niñas de entre 2 y 12 años -también hay minúsculos modelos para que las muñecas vistan igual que sus dueñas-, la peluquería, la casa de té y la casa de Barbie, un salón de amplias dimensiones ambientado como el hogar del emblemático personaje de Mattel con una pasarela y una mini discoteca. Ap

Siga bajando para encontrar más contenido