Tierra de diversiones: un parque para dos asesinos Celebran el Año Nuevo, uno se culpa de sus crímenes y el otro no se arrepiente.

Tierra de diversiones: un parque para dos asesinos Celebran el Año Nuevo, uno se culpa de sus crímenes y el otro no se arrepiente.

POR:
noviembre 09 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-09

Son dos asesinos en un parque de diversiones los protagonistas de Tierra de diversiones, una obra de teatro que regresa a la cartelera bogotana bajo la dirección de Nicolás Montero, uno de los exponentes de la nueva escena teatral colombiana. La obra se presenta en la Casa del Teatro Nacional y cuenta con las actuaciones de Víctor Hugo Cabrera y Carlos Alberto Pinzón. La historia del surafricano Athol Fugard traslada al público al post apartheid, donde dos personajes de bandos opuestos deben convivir en un parque de diversiones llamado Playland. Pero el argumento es adaptado a la realidad colombiana. En Tierra de diversiones, Martínez, el vigilante del lugar, y Gideon, un visitante ansioso por divertirse y olvidar, coinciden en una noche de año viejo. Allí, juntos esperan la llegada del nuevo año mientras enfrentan la condición común de haber sido asesinos en el pasado. Más allá de las situaciones que los separan, sus procedencias, sus historias y los bandos que supuestamente representan, está el encuentro de dos hombres a quienes los recuerdos de los asesinatos que cometieron los persiguen día a día. Aquí se da el contraste entre un hombre lleno de culpa por los crímenes que cometió, con otro que simplemente no se arrepiente por lo que hizo. Esta es la primera obra que pone en escena la compañía Llenando Salas. Pese a su corta trayectoria, cuenta con el respaldo del director de teatro y actor Nicolás Montero, además de la participación de actores de gran trayectoria. Para la muestra, Carlos Alberto Pinzón ha participado en obras como Un tranvía llamado deseo, Un fénix demasiado frecuente y, en televisión, en producciones como La madre, de Pepe Sánchez. Eso sin contar con Víctor Hugo Cabrera, famoso protagonista de Hasta que la plata nos separe, quien también ha trabajado series como Romeo y Buseta, El fiscal y Lorena. En Tierra de diversiones se estrena como actor de teatro. El montaje cuenta con una escenografía llena de color, diseñada por Germán Moure, las luces de Humberto Hernández, la música de Fernando Luna y la producción general de Leonor Estrada. La voz en off es de Jota Mario Valencia. La temporada, que empezó el miércoles pasado, se extenderá hasta el 1 de diciembre. Las funciones serán de miércoles a sábado a las 8 p.m. Y la entrada cuesta 30 mil pesos. Informes y boletería: 3201448 y 5936300.

Siga bajando para encontrar más contenido