Títulos de Tesorería (TES) arrancaron el 2010 con pérdidas más altas de lo esperado

Los papeles de deuda pública interna de la Nación registraron pérdidas más altas de lo esperado en el comienzo de año.

POR:
enero 07 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-07

Luego de representarles a los inversionistas del mercado de valores una de sus principales fuentes de ganancias en el 2009, los Títulos de Tesorería (TES) arrancaron el 2010 con pérdidas.

En la primera semana del año, esos papeles de la deuda pública interna de la Nación han registrado tasas de interés al alza en el mercado secundario, lo que se traduce en la desvalorización de los portafolios.

Esas pérdidas se dan por los descuentos cada vez más altos que los inversionistas deben contabilizar en los precios de los bonos estatales.

De igual forma, los TES que vencen en julio del 2020, y que son el punto de referencia del sistema, han sido unos de los más afectados por el alza de intereses. En 2009 estos bonos se valorizaron alrededor del 20 por ciento, pero desde hace varios días la tendencia cambió.

El año pasado cerraron con una tasa de 8,47 por ciento y ayer tocaron niveles del 8,73 por ciento. Al final de la jornada, el mercado intentó retornar la calma y se cotizaron al 8,65 por ciento. Pese a todo, los portafolios tuvieron desvalorizaciones sustanciales.

Por su parte, los operadores dicen que algunas firmas comisionistas de bolsa llegaron a su máximo nivel soportable de pérdidas, lo que aceleró la venta de títulos para evitar el registro de más números en rojo.

La situación, sin embargo, no ha llegado a niveles críticos y se espera que el sistema se estabilice lo más pronto posible para evitar acercarse a tasas del 13 por ciento efectivo anual que se dieron en agosto del 2008, cerca del estallido de la crisis financiera internacional.

Los analistas no creen que las tasas de los TES vuelvan a niveles del 13 por ciento, pero no desconocen el hecho de que grandes inversionistas institucionales como bancos, aseguradoras y fondos de pensiones y cesantías pueden estar 'sobreinvertidos' en los papeles oficiales, lo que aumenta el riesgo de pérdidas.

Los administradores de inversión dicen que la venta de títulos de esta semana en el mercado secundario es reflejo de la inquietud que hay por la situación fiscal de la Nación.

Isagen, una luz de esperanza

Los mercados tiene la esperanza de que este año sí se concrete la venta de la participación que la Nación tiene en Isagen (57 por ciento).

Alexander Cárdenas, director de investigaciones de Acciones y Valores, dice que "el Gobierno tiene la obligación de vender Isagen este año porque son unos tres billones de pesos que se requieren para financiar el hueco fiscal".

Siga bajando para encontrar más contenido