Con TLC, se busca aplacar contrabando

Firmado el acuerdo con Panamá, sigue litigio planteado por ese país contra sobrearanceles de Colombia.

La mayor ganancia para Colombia será la cooperación aduanera.

Felipe Caicedo

La mayor ganancia para Colombia será la cooperación aduanera.

Finanzas
POR:
septiembre 20 de 2013 - 01:50 a.m.
2013-09-20

Colombia y Panamá firmaron el viernes, en la capital del istmo, el tratado de libre comercio (TLC) bilateral, teniendo como telón de fondo las permanentes críticas panameñas a decisiones de política comercial colombiana.

El acuerdo fue rubricado por el ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados, y su homólogo panameño, Ricardo Quijano.

Según Díaz-Granados, la principal ganancia colombiana en ese TLC es el acuerdo de cooperación aduanera y de asistencia mutua que negociaron ambas partes.

Entre tanto, el presidente panameño, Ricardo Martinelli, ha cuestionado duramente el impuesto aplicado por Colombia a ciertas líneas de confecciones y calzado chinas que pasan por el istmo hasta llegar al país, aunque reconoce que el acuerdo firmado ayer allana el camino de su economía para vincularse a la Alianza del Pacífico, fundada por Colombia, México, Chile y Perú.

Según el Ministro, este TLC es parte de la solución del grave problema del contrabando, pues, dijo, contempla un convenio de cooperación aduanera moderno que mejora la vigilancia y control de esa práctica ilegal.

El funcionario enfatizó en que no es cierto que por el TLC se vayan a importar productos de otros países, como China, como si fueran originarios de Panamá. Las reglas de origen negociadas deben impedir que ese truco fructifique, y los beneficios arancelarios mutuos cobijan solo a los productos que cumplan dichas reglas.

Igualmente, se sientan las bases para ponerle coto a la subfacturación, que consiste en reportar un producto a un precio inferior al real con el fin de pagar una cuantía menor por el arancel y/o no pagar el IVA, que es lo que ha venido sucediendo principalmente con el calzado y confecciones chinas. Justamente ese fenómeno dio origen al sobrearancel.

Por los sobrearanceles mencionados, Panamá denunció a Colombia ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), y lo más probable es que esa medida, que es justificada por las autoridades colombianas como una manera de combatir la subfacturación y la competencia desleal, sea objeto de examen en un panel del organismo.

BIENES INDUSTRIALES, SIN ARANCELES

Cuando entre en vigencia el acuerdo, después de aprobado por el Congreso y la Corte Constitucional, el 72 por ciento del universo industrial colombiano entrará a Panamá sin pagar aranceles. En sentido contrario, el 49 por ciento de los productos industriales panameños ingresará a nuestro mercado, libres de ese gravamen.