TLC en Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos George W. Bush le notificó al Congreso el pasado 24 de agosto su intención de firmar el TLC con Colombia en un plazo no inferior a 90 días, acorde con los procedimientos de la sección 2105 de la Ley de Comercio del 2002. Estas disposiciones le garantizan al Ejecutivo que el Congreso votará los acuerdos comerciales sin enmiendas, a cambio de estrechas consultas durante la negociación y el trámite legislativo.

POR:
agosto 30 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-30

Al examinar los acuerdos suscritos entre E.U. e Israel, Canadá, México, Jordania, Singapur, Chile, Australia, Marruecos, Cafta-República Dominicana, Bahrain, Omán y Perú, concluimos que la firma del TLC podría requerir, como en el caso de Australia que fue el más expedito de todos, al menos 95 días calendario contados desde el momento de la notificación. Es decir, que Colombia y E.U. podrían firmar el TLC a partir del 4 de diciembre de este año. Para entonces, restarían solamente diez sesiones del Congreso antes del receso de fin de año, espacio a todas luces insuficiente para que el TLC sea contemplado en el 2006. La sección 2105 establece que dentro de los siguientes 60 días a la firma del TLC, el presidente Bush debe remitir al Congreso un informe preliminar con la descripción de los cambios legislativos requeridos que le permitan a E.U. cumplir con lo acordado. Esta etapa involucra intensas consultas que culminan con votaciones simuladas (mock mark-ups) del proyecto de implementación en los Comités de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes y de Finanzas del Senado. De allí pueden surgir recomendaciones no necesariamente vinculantes, pero que en la práctica limitan los grados de libertad del Ejecutivo que pueden demorar la presentación formal al Congreso -tal como acontece con Perú por las diferencias sobre la admisibilidad de la carne de bovino de reses de más de 30 meses-, o la implementación de lo acordado, como le ocurrió a Australia por discrepancias sobre las patentes farmacéuticas. Asumiendo un resultado favorable en las votaciones simuladas, el presidente Bush podría remitir al Congreso el texto del TLC con Colombia, conjuntamente con el proyecto de ley de implementación, la descripción de los cambios regulatorios exigidos y su declaración respecto de cómo este acuerdo favorece los intereses comerciales de E.U.. En la práctica, y tomando nuevamente a Australia como referente, lo anterior exige no menos de 48 días calendario contados desde la firma del acuerdo. Así, en el escenario más optimista, descontando el receso de diciembre, el TLC con Colombia podría iniciar su tránsito en el Congreso norteamericano en febrero del 2007, seis meses después de la notificación. De acuerdo con la sección 151 de la Ley de Comercio de 1974, el Congreso y los respectivos comités cuentan con un plazo máximo de 90 días legislativos para considerar el proyecto de ley de implementación, equivalentes a 7 meses calendario. La duración de esta etapa dependerá del cabildeo de nuestra Embajada en Washington, cuyos resultados no son ajenos a los eventuales cambios en la composición política del Congreso norteamericano que resulten de las elecciones legislativas de mitad de término convocadas para noviembre 7. El presidente Bush procedería a firmar la ley de implementación del TLC una vez sea aprobada en la plenaria de Cámara y Senado. Luego se intercambiarían las notas diplomáticas en las que cada país confirma la adopción de su legislación y el cumplimiento de los requisitos para su implementación. El TLC podría entonces ejecutarse a finales del 2007 o comienzos del 2008, con lo cual la prórroga retroactiva del Atpdea resulta imprescindible. Asesor del Ministro de Agricultura "El TLC con Colombia podría iniciar su tránsito en el Congreso norteamericano en febrero del 2007”.

Siga bajando para encontrar más contenido