TLC sigue separando al Gobierno y los avicultores

Como un ‘baldado de agua fría’ les cayó a los avicultores la noticia de que no serán los grandes productores de este sector los que realicen las importaciones de las 26.000 toneladas de los trozos de pollo que llegarán de Estados Unidos.(VER GRAFICO)

POR:
mayo 04 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-04

Según el presidente de Fenavi, Jorge Enrique Bedoya, en los textos de la negociación se establece que será por subasta como se asignarán las cuotas de importación, lo que indica que cualquier persona podrá realizar dichas compras. El dirigente gremial explicó además, que el ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, se había comprometido durante el proceso de negociación que las importaciones las harían los grandes productores. Sin embargo, Arias dijo que no había hecho tal compromiso. “Los empresarios del sector deben prepararse para pujar en las subastas ya que podrán participar en ellas”, aclaró. Otro aspecto que genera diferencias es el relacionado con las propuestas enviadas por los avicultores al Gobierno, para mitigar los efectos del acuerdo comercial con los Estados Unidos. Bedoya explicó durante un debate en la comisión segunda de la Cámara de Representantes, que desde hace dos meses se envió un documento donde se propuso fijar el sistema de licencias previas para las importaciones de las 26.000 toneladas de los trozos de pollo, pero no ha recibido respuesta frente a este tema. La otra propuesta de los empresarios del sector tiene que ver con el pago de compensaciones por 280.000 millones de pesos anuales por los daños que tendrá el sector debido a las distorsiones comerciales que tendrán que enfrentar por la entrada de los cuartos traseros, lo que equivale a un poco más de la mitad de los recursos que tiene previsto entregar el Gobierno que son 500.000 millones de pesos durante 10 años, para los sectores más perjudicados como el de arroz, el maíz y el pollo. Bedoya alertó sobre los efectos que tendrá para el sector y para el campo, pero Arias lo calificó como “apocalíptico”, y aseguró el Gobierno adoptará medidas para reducir el impacto, aunque las ayudas también serán para varios sectores de la producción. RESULTADOS DE LA NEGOCIACIÓN El acuerdo logrado con Estados Unidos en el sector avícola contempla un período de desgravación por 18 años con un arancel base de 164 por ciento para el pollo y de 70 por ciento para los pollos condimentados y un período de gracia de cinco años. Además, se permite la entrada de 26.000 toneladas de trozos de pollo. El Ministro de Agricultura explicó que el arancel del 70 por ciento no podía ser superior, ya que este es el consolidado ante la OMC. El presidente de Fenavi insiste en que los efectos del TLC se verán desde el primer año de vigencia del acuerdo.

Siga bajando para encontrar más contenido