¿Ya se tomó la tensión arterial? | Finanzas | Economía | Portafolio

¿Ya se tomó la tensión arterial?

Para nadie es un secreto que el consumo excesivo de sal, grasas, carbohidratos y, en general, los malos hábitos de alimentación son detonantes de la hipertensión. Lo grave es la poca conciencia que existe de ello. Si hasta hace algunos años, la violencia era la causa más frecuente de mortalidad en Colombia, a partir de abril de 2003 las cosas cambiaron. Los expertos descubrieron que las enfermedades cardiovasculares superaron a la violencia. El año pasado, murieron 55 mil personas por esa causa, según el Dane (Departamento Nacional de Estadística).

POR:
mayo 13 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-13

En el resto del mundo la situación no es distinta: las enfermedades cardíacas y los infartos cobran 17,5 millones de vidas cada año, lo que también las convierte en la principal causa de mortalidad en el mundo, según la Federación Mundial del Corazón (FMC). A eso se añade que el 80 por ciento de esos decesos se produce en países con un nivel de ingresos medio y bajo y afectan principalmente a personas en edad productiva. HAY QUE EDUCARSE Para el cardiólogo Fernando Manzur, presidente de la Sociedad Colombiana de Cardiología, el primer paso para disminuir los índices de mortalidad por enfermedades cardiovaculares es bajar la hipertensión arterial que, afecta al 22 por ciento de los colombianos y es uno de los motivos más frecuentes de consulta y hospitalización. Pero lo más difícil para lograr ese descenso es educar a la población en la prevención de la enfermedad, en la cual tanto la genética como el estilo de vida cobran importancia. DIETA La vida sana empieza por la alimentación. La hipertensión se relaciona con la ingestión exagerada de sal, harinas y alcohol, y con el pobre consumo de potasio, magnesio, fibras vegetales, proteínas y aceites de pescado. Los expertos recomiendan consumir alimentos bajos en sal, grasa y azúcar, los ricos en proteínas, frutas, vegetales, cereales integrales, leguminosas y productos que contengan Omega 3, como aceite vegetal de canola y el pescado. Es fundamental evitar el consumo de alcohol, el cigarrillo ( causa diez veces más muertes por enfermedades cardiovasculares que por cáncer) y controlar el peso. Juan Manuel Sarmiento, del Comité de Prevención y Rehabilitación Cardiovascular dice que la actividad física regular es una herramienta fundamental en prevención. “Basta con caminar treinta minutos durante cinco días a la semana, preferir las escaleras al ascensor o bajarse del bus un par de cuadras antes del destino, para obligarse a caminar un poco”. JORNADA DE PREVENCIÓN La Sociedad Colombiana de Cardiología realizará el Simposio Sobre Hipertensión Arterial y Factores de Riesgo, hoy durante todo el día en el Hotel Radisson Royal, en Bogotá. Calle 114 No 9-65 . La entrada es gratuita. De igual manera, de 2:00 p.m a 6:00 p.m. en el Centro Comercial Unicentro, se hará toma de presión arterial, gratuita para medir el riesgo de enfermedad cardiovascular y educar en prevención a los pacientes. El estilo de vida saludable reduce los riesgos de sufrirla La hipertensión arterial es un incremento de las cifras de la presión arterial normal. En términos médicos es cuando la presión arterial sistólica (la de contracción rítmica del corazón y las arterias) es de más de 140 milímetros de mercurio y la presión diastólica (la de dilatación del corazón y las arterias) de más de 90 milímetros de mercurio. Fuera de los hábitos de vida mencionados, que son factores que influyen en el desarrollo de esta enfermedad, la hipertensión tiene influencia genética: es posible que hijos de padres hipertensos sean hipertensos. Además, hay otras circunstancias que predisponen su aparición, por ejemplo, enfermedades como el hipertiroidismo y alteraciones renales; la utilización de estimulantes y el consumo de hormonas, como la del crecimiento. Aunque siempre se asocia con el corazón, la hipertensión puede tener consecuencias y complicaciones en varios órganos del cuerpo. Mientras en el corazón puede producir infarto y falla cardíaca, en el cerebro puede ocasionar un accidente cerebro vascular (ACV), en el riñón, falla renal y en las arterias, aneurismas. Lo peor de esta enfermedad es que cualquier persona puede sufrirla sin darse cuenta (por eso dicen que es un asesino silencioso), aunque, según explica el cardiólogo Sarmiento, es bueno tener en cuenta síntomas como dolor de cabeza continuo, mareos, zumbido en los oídos y sangrados nasales. Lo ideal es manejar la hipertensión a través del estilo de vida, pero, en los casos en los que se necesite la utilización de medicamentos, es fundamental que el paciente cumpla estrictamente con el tratamiento. El hipertenso que no siente ningún dolor ni molestia particular, o se da cuenta que su presión arterial bajó después de unos meses de tratamiento y suspende los medicamentos, pone en peligro su vida.

Siga bajando para encontrar más contenido