Toyota pisa el acelerador en su negocio de vivienda

La automotriz aplica su tecnología híbrida y aumenta la promoción de su poco conocida filial de casas prefabricadas

POR:
julio 04 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-04

Toyota Motor Corp. ha motorizado a millones de personas. Ahora, el gigante de los automóviles quiere poner techos sobre sus cabezas.

Toyota, mejor conocida por modelos como el Prius y el Corolla, busca aplicar su imagen de empresa "ecológica" y tecnológicamente avanzada a su esfuerzo por impulsar las ventas de su pequeña y poco conocida división de casas prefabricadas.

Desde 1975, Toyota ha construido casas de armazón de acero diseñadas para aguantar terremotos y tifones y para repeler a los ladrones.  De momento, la demanda para casas de semejante durabilidad ha sido modesta en Japón, donde las viviendas tradicionales de madera se demuelen y reconstruyen cada 30 años en promedio. El negocio de casas de Toyota representó el año pasado sólo el 0,5% de las ventas anuales de la compañía, que ascendieron a US$262.000 millones.

Sin embargo, ahora que el gobierno japonés ha hecho un llamado para que se construyan viviendas más sólidas ¿para eliminar los residuos que provocan las demoliciones¿ y el público ha mostrado un mayor interés por los diseños "verdes", Toyota espera jugar un papel importante no sólo en cómo conducen los japoneses, sino en dónde viven.

En el último año, Toyota Home, tal y como se conoce la división de vivienda de Toyota, lanzó una agresiva campaña publicitaria para dar a conocer la marca, abrió salas de ventas y contrató a arquitectos para ayudar a rediseñar su línea de casas, que según los consumidores enfatizaba función sobre estilo.

Las aspiraciones de Toyota como constructora de viviendas cobran mayor relevancia con el lanzamiento, planifi cado para 2010, de sus vehículos híbridos de motor de gasolina y electricidad con poderosas pilas de ión de litio que se tendrán que recargar en casa a través de un enchufe. El fabricante de autos está probando un sistema de monitoreo de electricidad en las casas que recargaría el vehículo durante las horas de menor consumo energético para ayudar a mantener las cuentas de electricidad bajas, mientras la batería del auto puede servir como generador en la eventualidad de un apagón.

Los ingenieros de Toyota también están experimentando con el uso de paneles solares como paredes de las casas y una tecnología que combina hidrógeno y aire para producir electricidad en la casa.

"En Toyota, tenemos cierta tecnología que podemos aplicar a otros campos", dice Senta Morioka, presidente de la división de vivienda de Toyota.

El negocio de vivienda fue idea de Kiichiro Toyoda, fundador de Toyota Motor, quien presenció la destrucción de muchos hogares de Tokio durante incendios en la Segunda Guerra Mundial y creyó que algún día la tecnología de su compañía podría usarse para construir casas más resistentes.

En una de las tres fábricas de casas prefabricadas de Toyota, en el centro de Japón, una línea de ensamblaje de robots, cintas transportadoras y trabajadores con casco producen un fl ujo constante de cubículos de acero acabados con escaleras, bañeras, inodoros y gabinetes de cocina.

La mayoría de las casas Toyota están hechas con seis o más de estos grandes cubículos, que se ensamblan en el lugar de la obra.  Desde el inicio en la fábrica a su ensamblaje fi nal en el terreno, una casa Toyota puede construirse en 45 días, menos de la mitad de lo que tardan los contratistas en construir una casa típica de madera, dice Toyota.  Al igual que los autos, la línea de casas de Toyota es amplia, con más de una docena de diseños. Está la popular Smart Stage, una casa conservadora de dos pisos de 92 metros cuadrados por unos US$200.000. Luego está la elegante Espacio Square, hecha al gusto del comprador, de 241 metros cuadrados, que se vende por más de US$800.000. Los vendedores dicen que la mayoría de compradores de casas son ya propietarios de vehículos Toyota.

En la sala de muestra de Toyota Home, dentro de un centro comercial propiedad de Toyota cerca de o kohama, se invita a los compradores potenciales a entrar en un simulador de terremotos para entender por qué es importante tener una casa resistente en un país propenso a los sismos.

Los analistas creen que aunque Toyota puede recabar benefi cios de investigación de su negocio de casas, es difícil juzgar si la empresa obtiene sufi ciente en términos financieros de la iniciativa.

Siga bajando para encontrar más contenido