Los trabajos temporales alcanzan nivel ejecutivo

Los trabajos temporales alcanzan nivel ejecutivo

POR:
mayo 16 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-16

En los últimos cinco años, John Delaney ha trabajado en cuatro hospitales en Estados Unidos. Pero este ejecutivo de recursos humanos no es de los que cambian de empleo a cada rato, al menos no en el sentido tradicional. Delaney es parte de un selecto pero creciente grupo de ejecutivos que están prestando sus conocimientos a empleadores que necesitan trabajadores temporales con talento y experiencia.

Mientras que es común que trabajadores en algunas profesiones, como la enfermería y la contaduría, obtengan empleos temporales, en años recientes algunas empresas han empezado a reclutar ayuda provisional a nivel ejecutivo. La tendencia es más evidente en EE.UU., que está experimentando un cambio desfavorable por las condiciones económicas. Los empleos temporales a nivel ejecutivo se distinguen de la consultoría porque requieren más que una opinión estratégica. "Son situaciones en las que las empresas necesitan a alguien que sepa ejecutar y operar y no sólo analizar", explica Jody Miller, cofundadora de Business Talent Group, firma con sede en Los Ángeles especializada en la colocación de ejecutivos en empleos temporales.

Los ejecutivos provisionales suelen trabajar estrechamente con la plana mayor a la que deben reportarse, como haría un empleado de jornada completa. "Uno es considerado como un miembro del equipo", dice Sharon Slade, quien actualmente ocupa un empleo de cinco meses en una farmacéutica ayudando a rediseñar su proceso de empaquetamiento. Las compañías que ayudan a encontrar ejecutivos temporales dicen que la demanda para este tipo de contrataciones va en aumento en el sector de salud, y las firmas de capital privado también están contratando apoyo interino a nivel ejecutivo para gestionar las compañías en su portafolio.

Firmas de servicios financieros, bancos y aseguradoras también están buscando más trabajadores temporales en puestos ejecutivos. En Europa, las empresas han seguido esta tendencia desde hace tiempo, en parte debido a que el despido de un empleado es costoso y difícil. Algunas compañías contratan ejecutivos temporales para llenar vacantes que se crearon por los ejecutivos recién jubilados, mientras encuentran un sustituto permanente. Al contratar a un ejecutivo temporal, los empleadores también pueden evitar un elevado costo de inversión innecesario.

En 2007, por ejemplo, Thrivent Financial, una empresa de Minneapolis, contrató a un ejecutivo de marketing por seis meses para que ayudara a probar una nueva idea de negocio que se enfocaba en un sector de la población que no había sido explotado antes. "No tenía sentido económicamente traer a alguien a tiempo completo con su experiencia y conocimientos", dice Bill McKinney, vicepresidente en el grupo de servicios financieros sin fines de lucro. "De cualquier manera no teníamos idea si esto iba a funcionar". De hecho, la idea no se materializó como se esperaba.

Los ejecutivos dicen que tener empleos temporales significa tener más control de su tiempo. Asimismo, algunos empleos provisionales no requieren que los ejecutivos vayan a la oficina toda la semana o todo el día. En cuanto a la compensación, los trabajos temporales generalmente no ofrecen prestaciones como cobertura médica u otros beneficios. Pero suelen ofrecer buenos sueldos comparables con sus contrapartes de tiempo completo.

Algunos empleos temporales se convierten en posiciones permanentes. Por ejemplo, aproximadamente 25 de las colocaciones de Business Talent Group hacen esa transición, cuenta Miller. Para algunos ejecutivos, una desventaja de un empleo temporal puede ser el tener que trasladarse a otra ciudad.

Eso puede ocasionar que los ejecutivos se agoten. Delaney, por ejemplo, recientemente aceptó un empleo permanente. "Es una oportunidad para pasar más tiempo aquí y menos tiempo viajando", dice.

Siga bajando para encontrar más contenido