Trabas a transacciones electrónicas

El sector bancario lanzó una alerta por las barreras que están impidiendo el crecimiento de las transacciones electrónicas en el país, así como el desarrollo de sistemas de pago regulados que faciliten y den seguridad a las operaciones de clientes y usuarios.

POR:
marzo 12 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-12

Las trabas tienen que ver con la vía libre que se les ha dado a los operadores postales para manejar transacciones que son propias de la banca y con la falta de aprobación, por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), de un mecanismo que estabiliza las comisiones que las entidades cobran a los establecimientos comerciales por el uso del llamado dinero plástico. En cuanto a los giros de dinero que ofrecen los operadores postales (tipo Servientrega-Efecty), autorizados por la Ley 1369 del 2009, los banqueros advierten que este esquema carece de controles que aseguren la protección de los dineros del público, porque no hay control al lavado de activos. Adicionalmente señalan que los requisitos de capital para estos operadores son incomparables, porque mientras que algunos pueden ejercer su actividad con 515 millones de pesos, a otros se les exige que acrediten 65 mil millones de pesos. Según Asobancaria, la distinción que se hizo entre giros postales y financieros debilita los mecanismos de protección del dinero de quienes acuden a estos intermediarios, toda vez que mientras que los primeros son vigilados por el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, los segundos son supervisados por la Superintendencia Financiera. En el marco del Congreso de Acceso a Servicios Financieros, Sistemas y Herramientas de Pago, la presidenta de la Asociación Bancaria, María Mercedes Cuéllar, aseguró que la banca no se opone a la competencia, pero cree que ésta debe darse con normas y esquemas de supervisión parejos para todos los que están en el negocio. ESPERANDO APROBACIÓN La banca pidió a la SIC que apruebe la puesta en marcha de un método llamado ‘remuneración del emisor’, el cual permite la formación de las tarifas que los bancos emisores les cobran a los establecimientos comerciales por el uso del dinero plástico. Este sistema hace parte de las soluciones con las que el sector busca poner fin a la larga disputa que tiene desde hace varios años con el sector comercio por las comisiones de las tarjetas débito y crédito, dándole estabilidad a los costos. “Para que ese acuerdo sea exitoso se requieren dos cosas: uno, que la banca sea impecable en el respeto a las normas de competencia y dos, que las autoridades y la ciudadanía en general entiendan las complejidades de los sistemas de pago modernos y acepten que hay un costo que debe cubrirse por los mismos”, señaló María Mercedes Cuéllar. Incentivos tributarios Los banqueros propusieron la implementación de incentivos contables y tributarios para los clientes y comerciantes, buscando que éstos le pierdan el miedo a utilizar los sistemas y medios de pago a la hora de hacer sus transacciones. Por ello desde diciembre pasado presentaron un proyecto de ley en el que se establecen incentivos. ADRVEG

Siga bajando para encontrar más contenido