Transbordador Discovery aterrizó tras misión de 15 días en la Estación Espacial Internacional

Uno de sus tripulantes, George Zamka, es el hijo de una colombiana que hace varios años se fue a vivir a Estados Unidos.

POR:
noviembre 07 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-07

La nave tocó tierra a la 1:01 p.m., hora colombiana, en la pista del Centro Espacial Kennedy, cerca de Cabo Cañaveral, como estaba previsto.

"Discovery dejó de rodar", dijo la comandante de a bordo Pamela Melroy, segunda mujer en la historia del programa en asumir esa responsabilidad.

Pocos segundos después del aterrizaje, un paracaídas se desplegó detrás del transbordador para frenar su carrera por la pista.

Discovery, con sus siete astronautas, entre los cuales hay dos mujeres y un italiano de la Agencia Espacial Europea, Paulo Nespoli, se acercó a Florida sobrevolando Estados Unidos desde la costa noroeste, antes de llegar a Cabo Cañaveral.

Es la primera vez que la nave atraviesa el territorio estadounidense de oeste a este para posarse en Florida desde el último vuelo del Columbia, que se desintegró cuando reingresaba a la atmósfera, el 1 de febrero de 2003.

Todos los vuelos anteriores se habían hecho por el Golfo de México.

Lanzado el 23 de octubre, el Discovery y su tripulación llevaron a la ISS el módulo presurizado Harmony de 14,3 toneladas, necesario para la próxima instalación de los laboratorios europeo Columbus y japonés Kibo.

Los astronautas debieron también desplazar un segmento de 16 toneladas para instalarlo en otro lugar de la estación.

Efectuaron además una reparación no prevista, sin precedentes y potencialmente riesgosa debido al peligro de electrocución, de un ala de una antena solar que resultó dañada cuando la estaban desplegando.

El lanzamiento del Discovery había suscitado un debate sobre los riesgos de la misión, tras el descubrimiento de grietas microscópicas en la superficie de tres de los 44 paneles de protección térmica del borde de las alas de la nave.

El centro independiente de ingeniería y seguridad de la Nasa había recomendado aplazar dos meses el lanzamiento para cambiar estos paneles, cosa que habría alterado el calendario, ya ajustado, para culminar la ISS de aquí a 2010, fecha programada para el retiro de la flota de tres transbordadores.

A pesar de estas reservas, los responsables del programa de la Nasa aprobaron el lanzamiento.

El próximo vuelo de un transbordador, el Atlantis, está previsto para el 6 de diciembre, con la misión de trasladar el laboratorio europeo Columbus.

El laboratorio japonés Kibo será trasladado en dos partes, en febrero y abril de 2008.

La ISS es un proyecto de 100.000 millones de dólares, en el cual participan 16 países, y es considerado esencial para preparar futuras misiones habitadas hacia Marte.

AFP

Siga bajando para encontrar más contenido