Transformación de viviendas: antropóloga y arquitecto hablan acerca de la construcción en tierra

El gobierno debe apostarle a alternativas de construcción recursivas en materiales, económicas y amigables con el entorno. La tierra es una opción.

POR:
enero 29 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-29

La antropóloga Maia Cartwright y el arquitecto José Andrés Vallejo hablan de la construcción en tierra, a propósito del taller que realizarán sobre el tema los días 5, 6 y 7 de febrero en Suesca (Cundinamarca).

A pesar de las bondades de la construcción en tierra, aún falta masificarla. ¿Por qué cree que la gente se resiste a este tipo de proyectos?

José Vallejo (J.V.): la arquitectura en tierra más implementada en Colombia -me refiero a las técnicas de tapia pizada, adobe y bahareque-, a pesar de toda su belleza y sus cualidades bioclimáticas difícilmente llegará a ser implementada masivamente.

Es artesanal y se requiere de un personal entrenado en el oficio; hoy no quedan muchos artesanos y los que existen se concentran en los departamentos de Santander, Boyacá y Nariño. En este momento las técnicas son un lujo más que cualquier otra cosa.

Maia Cartwrigth (M.C.): es muy poca la gente que conoce las bondades de este tipo de construcción y muy pocos los que saben trabajarla.

La idea general que existe sobre construcción en tierra está referida a la vivienda tradicional campesina y poco o nada se sabe de nuevas técnicas. No creo que se trate de un problema de resistencia, creo más bien de que no existe un conocimiento del tema.

Con el déficit que hay en vivienda social, ¿esta podría ser una alternativa?, ¿saldría más barata?, ¿cree que el Gobierno debería evaluarla?

M.C.: el gobierno debería apostarle a nuevas alternativas de vivienda en diferentes ámbitos, más económicas, recursivas en materiales y ambientalmente más amigables.

La construcción en tierra es una de las posibilidades, quizás más apta para el área rural que para el área urbana. Existen otras maneras, como -por ejemplo- la construcción con material reciclado (botellas plásticas rellenas con residuos plásticos o llantas de vehículos desechadas, que a pesar de la primera idea que nos puedan generar son ideales para hacer viviendas de óptima calidad).

Estamos hablando de construcciones con propiedades térmicas y condiciones sismorresistentes, que pueden ser elaboradas por medio de mingas.

La minga es un término de origen indígena que se refiere a contar con la mano de obra de los miembros de una comunidad para realizar un proyecto de construcción familiar, con el compromiso futuro de estar dispuesto a colaborar de la misma manera para el proyecto de otra familia. Es un tipo de trueque en el que no interviene el dinero.

Este sistema, entre otras bondades, reduce los costos y crea tejido social. Las técnicas ya están inventadas, se trata de difundirlas y en este caso el papel gubernamental es fundamental.

¿Cuáles son los aportes de la construcción en tierra, a propósito del desarrollo sostenible y de los proyectos que cuidan el medio ambiente?

M.C.: la construcción con tierra está inmersa en una tendencia nueva frente al medio ambiente y al medio social. La idea es crear sistemas de vida, para los que no existe una fórmula rígida establecida, en que se integren todos los elementos de tal manera en que se logre una seguridad alimentaria, un manejo inteligente y respetuoso del agua y los recursos, una colaboración humana solidaria y un aprovechamiento de las fuentes de energía que brinda el medio.

En cualquier lugar donde se viva se pueden iniciar acciones para lograr este cambio. Hay gente que cultiva parte de su alimento en pequeños apartamentos en Bogotá utilizando materas o bolsas llenas de tierra.

Imagine lo que podrían hacer los recicladores para mejorar su hábitat si conocieran técnicas de construcción, por ejemplo, reciclando plásticos. El aporte de estas construcciones es sobre todo en los recursos que utiliza. Recursos que no necesitan amplios gastos energéticos para ser producidos.

¿La academia está comprometida en la tarea de masificar este tipo de obras con tierra?

J.V.: las técnicas tradicionales en tierra rara vez son tema en el ámbito académico ortodoxo. Existe un número pequeño de organizaciones que difunden estas técnicas pero con alcances limitados. La técnica del adobe tubular es nueva en Colombia y no sé de ninguna universidad que la esté replicando.

Existe un campo en el que la academia sí le hace mucha falta a la arquitectura en tierra, y es en el liderazgo en la creación de códigos técnicos para la implementación legal y certificada de estas técnicas.

¿Cómo percibe a las nuevas generaciones de arquitectos con respecto a la construcción en tierra?

J.V.: en este momento hay un interés creciente en muchos arquitectos jóvenes, especialmente en técnicas de bajo impacto ambiental y en arquitectura alternativa que aporte viabilidad y sustentabilidad al planeta. La arquitectura en tierra es fuerte en este aspecto.

Más sobre el Superadobe

El arquitecto José Andrés Vallejo comenta que la técnica del adobe tubular o el superadobe, se vale de tres elementos que en algún momento fueron empleados para la guerra y hoy son medios de paz: tierra, sacos tejidos y alambre de púas. "Los muros portantes en adobe tubular superan de lejos la resistencia de los tapiales tradicionales y los muros en adobe con los que se construyó gran parte de la arquitectura colonial que en muchos casos aún vemos en excelente estado.

El adobe tubular o superadobe es una excelente solución de vivienda rural para todos los climas y cuenta con una resistencia a prueba de sismos, inundaciones y huracanes, superior a cualquier otra técnica en mampostería o tierra. También es una buena apuesta por la sencillez de réplica de la técnica", concluye.

Informes del taller: 3123040159

Siga bajando para encontrar más contenido