La trascendencia de registrarse ante la Superindustria

La trascendencia de registrarse ante la Superindustria

POR:
diciembre 15 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-12-15

¿Qué es una marca? Una marca es cualquier signo (palabras, letras, números, dibujos, imágenes, formas, gráficos, monogramas, retratos, sonidos, o cualquier combinación de estos) que sirve para identificar productos o servicios en el mercado y que tiene como función indicar la procedencia empresarial de los productos o servicios distinguidos por ella, logrando que los consumidores la asocien con un origen empresarial y una calidad determinada. ¿Una misma marca puede ser aplicada por un empresario a diferentes productos o servicios que produce o comercializa? Sí, un empresario puede utilizar una marca para distinguir diferentes tipos de productos y/o servicios. No obstante, el empresario debe elegir concretamente la cobertura de la marca, teniendo en cuenta sus actividades productivas o comerciales presentes y futuras, toda vez que deberá enunciar los productos o servicios identificados por esta en la solicitud de registro. Al respecto, cabe mencionar que los productos o servicios que identifican una marca determinada se categorizan según la Clasificación Internacional de Niza de Productos y Servicios, en diferentes clases. La clara identificación de la cobertura de la marca es importante, pues su identificación incorrecta aumentará la posibilidad de que otros empresarios utilicen un signo semejante o idéntico, o que el registro de la marca sea cancelado por no usarla para reconocer los productos enunciados inicialmente en el registro. ¿Cómo se debe elegir el signo para utilizar como marca? Desde un punto de vista estrictamente legal, el empresario debe buscar que su marca sea distintiva; es decir, que no sea genérica, descriptiva o usualmente utilizada en los productos a amparar. Adicionalmente, deberá ser diferente de las marcas anteriormente registradas que identifiquen los mismos productos o similares. Así, entre más se aleje la marca de los productos que identifica (arbitrarias o fantasiosas) y de las previamente registradas, más fuerte y eficiente será su protección (marcas fuertes). Por el contrario, una marca que se acerque a las características o la naturaleza del producto a identificar (descriptivas o evocativas), o se asemeje a una marca previamente registrada, seguramente enfrentará oposiciones durante el trámite de registro y, de llegar a ser concedida, encontrará más dificultades para ser protegida frente al uso de identificadores que evoquen la misma idea funcional (marca débil). Lo anterior tiene explicación en que el derecho otorgado sobre una marca es de exclusividad, de suerte que sólo puede darse exclusividad a aquellos términos cuya utilización no afecte el interés público. En todo caso se recomienda, una vez que se haya escogido el signo a registrar y previo a la presentación de la solicitud de registro, consultar y asesorarse bien, para tener más claridad sobre la posibilidad de registrar la marca y la fortaleza o debilidad de la misma. ¿Por qué es importante registrar una marca ante la SIC? La importancia de registrar una marca en la SIC radica en que la adquisición de la exclusividad se produce con el registro de dicho signo. Así, sólo quien figura como titular del registro cuenta con los beneficios que el ordenamiento legal concede. El registro de la marca, además de facultar al titular para oponerse al registro o uso de otras marcas semejantes utilizadas con posterioridad, le agrega valor a la empresa. En efecto, el registro de la marca permitirá disminuir los riesgos a los que la compañía normalmente se enfrenta, pues le permitirá gozar de una participación pacífica en el mercado (seguridad jurídica), sin la incertidumbre de que la aparición de marcas semejantes o idénticas le arrebaten la porción de mercado adquirida. ¿Qué facultades otorga el registro de una marca? El derecho mencionado comprende, entre otras, la facultad de usar en el comercio el signo, comercializar los bienes distinguidos con la marca, usarla en publicidad y autorizar a terceros el uso del signo a través de licencias de uso. Asimismo, el registro de la marca faculta a su titular para evitar que terceros sin su autorización utilicen signos similarmente confundibles al registrado por él, para distinguir productos o servicios iguales o similares, si los consumidores pueden ser inducidos a confusión por dicha coexistencia. Podrá el titular, igualmente, evitar que terceros sin su consentimiento fabriquen etiquetas, envases o envolturas, que reproduzcan la marca, o que comercialicen tales elementos; o suprimir o alterar la marca con fines comerciales cuando ya se aplicó a los productos. ¿Es importante el registro en Colombia de una marca para un empresario que quiera exportar los productos respectivos? Cuando la SIC concede el derecho sobre una marca a una persona natural o jurídica, ese derecho se circunscribe al territorio nacional, es lo que se conoce como el principio de la territorialidad. Por ello, si una persona con una marca registrada en Colombia quiere tener derecho sobre su marca en otro país, deberá acudir a la respectiva jurisdicción o entidad para obtener la protección en ese territorio. ¿Se puede usar una marca sin tenerla registrada? El registro de la marca no es obligatorio. No obstante, usar una marca no registrada puede facilitar la acción de terceros que imiten el signo y soliciten el registro a su propio nombre, lo que dificultaría la posición jurídica y comercial de la persona que ha hecho el uso del signo sin registrarlo. El titular de una marca registrada podrá entablar acción civil y/o penal contra terceros que usen en el comercio signos similarmente confundibles con su marca para productos iguales o similares. Usar una marca no registrada facilita que terceros imiten el signo y soliciten el registro a su propio nombre, lo que dificultaría la posición jurídica y comercial de quien ha usado el signo sin registrarlo”. Si una persona con una marca registrada en Colombia quiere tener derecho sobre su marca en otro país deberá acudir a la respectiva jurisdicción o entidad para obtener la protección en ese territorio”. Descuentos hasta el 31 de diciembre del 2010 El próximo 31 de diciembre vence el plazo para que los microempresarios que quieran registrar su marca ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) lo hagan con el 25 por ciento de descuento. Ahora, si este trámite lo realizan a través de Internet, tendrán un descuento adicional. Es decir que de pagar 706 mil pesos que cuesta el registro, sin ninguna rebaja, tendrán que cancelar 502 mil pesos. El descuento de pago por Internet no es sólo para los microempresarios. Los interesados en realizar el trámite a través de la red podrán acogerse a una disminución del 5 por ciento en el cobro. En la página web de la SIC, se puede consultar todo lo relacionado con el registro de marca. ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido