Tregua entre el Gobierno y representantes del paro camionero

En el acuerdo se estableció que no habrá violencia. Este miércoles se reanudarán los diálogos.

El Gobierno señaló que quiere dialogar, pero este martesayer también dejó muy claro que no se dejará presionar por vías de hecho

Archivo particular

El Gobierno señaló que quiere dialogar, pero este martesayer también dejó muy claro que no se dejará presionar por vías de hecho

Finanzas
POR:
marzo 18 de 2015 - 11:51 a.m.
2015-03-18

En un diálogo llevado a cabo entre el director de la Asociación Colombiana de Camioneros, Ricardo Virviescas, y los representantes del Gobierno, se llegó a un acuerdo para que no exista violencia en los principales puntos donde se concentra el paro.

En la tregua también se acordó que este miércoles se reanudarán los diálogos entre ambas partes, en donde además se contará con la participación de la ministra de Transporte, Natalia Abello.

Esta negociación llega después de que el Gobierno tomara la decisión de endurecer su postura frente al paro  camionero, que este miércoles completa 23 días, al ordenar militarizar algunos corredores viales. Asimismo le solicitó a la Fiscalía castigar hasta con extinción de dominio a los conductores que utilicen sus vehículos para obstaculizar las carreteras.

La intención es que las protestas no deriven en desmanes que puedan afectar la movilidad ciudadana o golpear la seguridad alimentaria. También se busca “impedir” que la movilización pueda ser usada con fines políticos, y más en un año que tiene alta carga electoral por los comicios regionales de octubre. 

“El Gobierno se ha mantenido, en todo momento, en una actitud de diálogo y seguirá estándolo de esta manera. Por eso invitamos a los gestores de esta protesta a dialogar con el Gobierno y a que acepten la mano tendida de las autoridades. Esa mano tendida actuará de manera firme para impedir que se utilice esta movilización con fines políticos que habrá que develar”, afirmó el ministro de la Presidencia, Néstor Humberto Martínez.

Estas órdenes fueron impartidas expresamente por el presidente Juan Manuel Santos y anunciadas en una rueda de prensa este martes, liderada por Martínez, quien asumirá la interlocución con los camioneros en paro.

El Ejecutivo informó que las vías que se intervendrán son: Buga-Buenaventura, Medellín-Buenaventura, Bogotá-Buenaventura, Tunja-Sogamoso y Pasto- Ipiales.

“El Ejército hará presencia de manera inmediata en las vías para garantizar la libre movilidad e impedir que con fines innobles haya afectación del orden público”, dijo Martínez.

Esta mano dura no busca afectar el derecho a la protesta social, pero sí es un mensaje para evitar que las 36 capturas que se han dado hasta la fecha por desmanes durante el paro se sigan incrementando. Incluso se confirmó este martes la muerte de un conductor que no participaba del cese de actividades y quien fue atacado violentamente en la vía Cali-Buenaventura.

Otra medida de fondo la anunció el fiscal general, Eduardo Montealegre, quien impartió la orden a sus delegados en las regiones para incautar y, de ser necesario, extinguir el dominio sobre los camiones que sean usados para actividades ilegales, como el bloqueo de vías.

El organismo acusador, según Montealegre, dispuso de 800 de sus funcionarios para atender cualquier irregularidad relacionada con el paro, e incluso se les ordenó acudir de manera inmediata a las regiones donde esas actividades ilegales se registren.

La intención de estas medidas de choque es evitar, además, que se den falencias en la seguridad alimentaria, por lo que se potenciarán las caravanas de uniformados que acompañan los recorridos de algunos camioneros para evitar desabastecimientos. El ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, afirmó que los departamentos más afectados son Nariño, Cauca y Valle, donde muchos conductores no salen a las vías “por miedo” a ser agredidos.

En lo que va de negociaciones se han registrado 13 reuniones y más de 140 horas de conversaciones, pero, según la ministra de Transporte, Natalia Abello, “los transportadores suspenden los diálogos con una clara intención de dilatar los acuerdos”.

EL PARO EN NARIÑO Y EL EJE CAFETERO

Mientras que en algunos municipios del sur de Nariño más de 2.000 campesinos y agricultores se unieron al paro camionero en la ciudad fronteriza de Ipiales (con el propósito de solidarizarse con el gremio de los transportadores que hace tres semanas adelantan una protesta en todo el país), en el Eje Cafetero afirman que aumentaron los precios de productos en la canasta familiar y que hay cosechas enteras perdiéndose.

Así mismo, en esa zona del territorio nacional, los gremios industriales reportan pérdidas y señalan que varias empresas están a punto de sacar a vacaciones a sus empleados, hay desabastecimiento en las centrales mayoristas de alimentos y en las plazas de mercado.

Lina Álvarez, gerente de la Andi, seccional Risaralda y Quindío, afirmó que la totalidad de las 85 empresas afiliadas al gremio en estos dos departamentos tienen “problemas de abastecimiento de materias primas, de almacenamiento de producto terminado, y como no han podido facturar, no van a tener ingresos”.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS