El Tren del Pacífico no iría más

Entre las alternativas que contempla el Gobierno para evitar que se descarrile la concesión férrea del Pacífico, está liquidar el contrato, sin embargo, el Inco y el concesionario se dieron un plazo de dos meses para buscar una salida a esta problemática.(VER GRAFICO)

POR:
agosto 10 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-10

Ayer se suspendieron los términos del tribunal de arbitramento que estudia una controversia entre las partes, por la inviabilidad financiera de la concesión. Durante este plazo, que concluirá el 9 de octubre, se identificarán áreas de negocios en el Valle del Cauca y el Eje Cafetero, con miras a hacer que el tren tenga otros negocios distintos al movimiento de carga, como los trenes de cercanías y de turísmo. Pese a que el Gobierno sostiene que no invertirá un sólo pesos a la concesión, el operador del corredor Buenaventura-La Felisa señala que la única salida a esta problemática es reestructurar el contrato, lo que implicaría inversiones para la compra de nuevos equipos y para hacer el mantenimiento del corredor. Entre las alternativas para evitar que se liquide la concesión está la modificación del contrato con los mismos socios o con otros socios, como ocurrió con la concesión del Ferrocarril del Norte de Colombia,Fenoco, la cual fue cedida a los operadores carboneros de la región. La preocupación del alto Gobierno no es por la rehabilitación del corredor, sino por la operación. El Gobierno sostiene que a esta concesión se le han invertido un poco más de 120 millones de dólares y que sólo están movilizando 13.000 toneladas de carga al mes. Por su parte, el gerente de la concesión, Alfonso Patiño, explicó que mensualmente están perdiendo 800 millones de pesos, razón por la cual es urgente que se reestructure la concesión férrea. El concesionario tiene problemas en la rehabilitación del tramo Cartago-La Felisa, 119 kilómetros, por la adquisición de predios, específicamente en las variantes de Cartago, Caimalito y en La Amapola en el municipio de Filadelfia (Caldas). Los recursos para ejecutar estas obras se encuentran en una fiducia, la cual reembolsará al concesionario una vez se vayan ejecutando las obras. Serán 60 días para buscar socios que quieran hacer atractivo este negocio. LA REHABILITACION SE HA CUMPLIDO El gerente de la concesión, Alfonso Patiño, explicó que los recursos que el Estado destinó para este proyecto no se han desperdiciado y que tampoco se han perdido, ya que el corredor férreo está rehabilitado entre Buenaventura y Cartago, incluido el ramal Zarzal-La Tebaida. Se han recuperado 380 de los 499 kilómetros que conforman la línea férrea. Por su parte, el coordinador del Grupo Férreo del Inco, Miguel Bonilla, señaló que el poblema que debe resolverse es el de la operación, ya que gran parte de las obras se ejecutaron como lo establece el contrato.

Siga bajando para encontrar más contenido