Tres retos en competitividad para 2014-2018

Informe Nacional de Competitividad. Acciones para que Colombia escale posiciones en el Índice Global de Competitividad (IGC).

Finanzas
POR:
noviembre 04 de 2014 - 10:08 p.m.
2014-11-04

Hace pocos días se conoció que Colombia es el país latinoamericano mejor clasificado en el reporte del Doing Business del Banco Mundial, al ocupar la casilla 34 entre 189 economías. Este incremento de 19 puestos durante el último año se debe, principalmente, a la mejoría de 53 posiciones en el pilar de obtención de crédito donde el país ocupa el segundo lugar a nivel global. Este importante hecho fue posible gracias a la puesta en marcha de la Ley de Garantías Mobiliarias, que ha facilitado la obtención de créditos por $186 billones desde marzo de 2014.

Estas acciones son necesarias para que Colombia escale posiciones en el Índice Global de Competitividad (IGC) del Foro Económico Mundial y en el Anuario de Competitividad Global del IMD, mediciones en las que el país no ha avanzado en los últimos años con la velocidad que se requiere. En el IGC Colombia se ha mantenido entre las posiciones 66 y 68 entre 144 economías, mientras que en el IMD el país se ha movido entre las casillas 45 y 52, entre 60 países.

Las tres mediciones de competitividad coinciden en que Colombia cuenta con unas instituciones débiles y un Estado poco eficiente, un sistema educativo de baja calidad y con desafíos en pertinencia, y una economía poco productiva y sofisticada.

En primer lugar, Colombia ocupa el puesto 111 en el pilar instituciones del IGC y la posición 49 en el factor eficiencia del Gobierno del IMD. Los resultados del Doing Business confirman que el proceso de hacer cumplir un contrato y la carga tributaria en el país son de los peores del mundo, pues Colombia se ubica en las posiciones 168 y 146, respectivamente. Lo más preocupante es que en el último cuatrienio, el país retrocedió en estas tres mediciones, al perder 8 posiciones en el pilar instituciones del IGC, 11 puestos en el factor eficiencia del Gobierno del IMD, y 18 y 28 posiciones en las variables de cumplimiento de contratos y de pago de impuestos del Doing Business, respectivamente.

En segundo lugar, Colombia se ubica en la posición 105 en el pilar salud y educación primaria y en el puesto 69 en el pilar educación superior y capacitación del IGC. Por su parte, el país se encuentra en la casilla 57 en el subfactor educación en el IMD. En los últimos cuatro años, Colombia perdió 26 posiciones en el pilar de salud y educación básica del IGC, y no obtuvo ganancias en las otras dos mediciones relacionadas con el sistema educativo.

En tercer lugar, Colombia tiene serios retos en productividad, eficiencia y sofisticación. En el IGC Colombia ocupa el puesto 109 en el pilar eficiencia del mercado de bienes, la posición 77 en el pilar innovación, la casilla 68 en el pilar preparación tecnológica, y el puesto 62 en el pilar sofisticación de los negocios. En todos estos pilares, el país perdió posiciones en los últimos cuatro años, destacándose el retroceso de 12 puestos en el pilar innovación. De la misma forma, Colombia ocupa el puesto 48 en el factor eficiencia de los negocios del IMD y la posición 55 en el subfactor productividad. En los últimos cuatro años Colombia perdió 9 y 8 posiciones en estas dimensiones.

Los retos en estas tres áreas son significativos y su solución es urgente. Si bien el Gobierno ha incluido estas dimensiones dentro de su agenda de competitividad para el cuatrienio 2014-2018, es clave que se definan objetivos ambiciosos de largo plazo y se establezcan planes de acción detallados con entidades responsables, presupuestos y esquemas de evaluación. El cambio de tendencia en estas tres áreas debe ser rápido y certero, para que el país sea líder en la región.

Conscientes de que el desafío es significativo, el Consejo Privado de Competitividad (CPC) presenta, en el marco del lanzamiento de su Informe Nacional de Competitividad 2014-2015, estudios que contribuyen a la implementación de la política pública relacionada con estos temas. En materia institucional, el Informe Nacional de Competitividad incluye un capítulo sobre la eficiencia del Estado que analiza tres perspectivas: (i) coordinación dentro del Gobierno para la ejecución de políticas, (ii) capital humano del sector público y (iii) interacción entre el empresariado y el sector público. Adicionalmente, el CPC presenta una propuesta de Política de Desarrollo Productivo, con el objetivo de que se fortalezca la sofisticación y diversificación de la economía, y que incluye estrategias en seis áreas como capital humano; ciencia, tecnología e innovación; y financiamiento a emprendimientos de alto impacto. Durante el evento se analizan cada uno de estos temas con expertos internacionales y nacionales de la talla de Cass Sunstein de la Universidad de Harvard y Carmen Pagés-Serra del Banco Interamericano de Desarrollo.

Desde el CPC se espera que estas publicaciones y la discusión que se genere durante el evento contribuyan a la implementación de acciones concretas y contundentes que mejoren la eficiencia del Estado, el funcionamiento del sistema educativo, y la capacidad de sofisticación de la economía. El incremento sostenido de la competitividad colombiana pasa por estos tres frentes.