El 'tsunami' de plata

La recesión económica en E.U. observada desde diciembre del 2007, le ha costado el puesto a 5.7 millones personas, con lo cual la tasa de desempleo asciende a 8,9%.

POR:
mayo 12 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-12

La recesión económica en Estados Unidos observada desde diciembre del 2007, le ha costado el puesto a 5.7 millones personas, con lo cual la tasa de desempleo asciende a 8,9 por ciento, la más elevada de los últimos 25 años. De este total, dos millones de empleos se perdieron en los primeros cuatro meses de este año.

El Departamento de Empleo de Estados Unidos publicará nuevas cifras esta semana. Los economistas en Wall Street consideran que por lo menos se perderán otros 600.000 puestos de trabajo, con lo cual el desempleo pasaría del 9 por ciento.

Actualmente, 6.7 millones de norteamericanos reclaman el seguro de desempleo; sin embargo, en las últimas cinco semanas el número de personas que viven de esta ayuda federal en Estados Unidos ha bajado ligeramente. Este panorama es consistente con la percepción que la recesión económica está cediendo, pero como sostiene el Financial Times del pasado fin de semana, también "confirma que el mercado laboral es en una de esquinas más oscuras de la economía en Estados Unidos, y que se encuentra lejos de estabilizarse".

Durante los últimos sesenta años, los 78 millones de baby boomers -aquellos norteamericanos nacidos durante la explosión de la natalidad advertida después de la Segunda Guerra Mundial y los años sesenta-, se encuentran atrapados en una insólita encrucijada: entre el desempleo y el desplome del valor de sus inversiones para su programado retiro de la vida profesional.

El 'sueño americano' de los estadounidenses gravitó en torno de un largo período de crecimiento económico y movilidad laboral, con el fin último de retirarse a una edad cómoda, 55 años, asentados en jugosas inversiones en Wall Street. Not any more, como dirían en Estados Unidos. De acuerdo con Richard Johnson del US Urban Institute, "los trabajadores con más edad están regresando a la fuerza laboral, impulsados por la inseguridad económica".

En medio del trastorno social que genera el incremento del desempleo, las cifras oficiales estadounidenses muestran que el empleo entre los mayores de 55 años aumentó en 880.000 personas, hasta el mes de abril. La participación de los baby boomers en el total del empleo se incrementó del 15 por ciento al 25 por ciento en los últimos dos años, inducido por las mejores condiciones de salud y expectativa de vida, y por la necesidad de suplementar sus menguados ahorros y pensiones para la vejez.

Los especialistas esperaban que los trabajadores mayores de 55 laboraran más, pero ciertamente no sospechaban que los que se hubieran retirado, volverían a reingresar a la fuerza laboral. Este fenómeno tiene su lado bueno, pues hace unos pocos años, las empresas proscribían de la fuerza laboral a los mayores de 40 en busca de ideas nuevas, en detrimento de la experiencia y la solidez conceptual y espiritual que da el paso de los años.

La revolución del empleo calificado de los mayores de 55 viene abriendo espacios inesperados, como un tsunami de plata que refresca a todos, especialmente a Wall Street, abatido por la desaparición de la banca de inversión generada por la quiebra de Lehman Brothers en septiembre del año pasado. 

aespinosa@minagricultura.gov.co

Siga bajando para encontrar más contenido