El túnel de la Línea está a 25 días de ver la luz

Si no se registra un derrumbe o un hecho excepcional, los dos frentes de trabajo que avanzan en sentido contrario entre los departamentos del Quindío y el Tolima, se encontrarán el próximo 7 de agosto en el interior del túnel piloto de La Línea.

POR:
julio 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-15

En consecuencia, a partir de ese día, en esta fecha no solamente se celebrará la Batalla de Boyacá, sino que la ingeniería nacional la recordará como el hecho más importante de la infraestructura vial colombiana, pues se da el primer paso en procura de hacer realidad un proyecto que lleva medio siglo en gestación, y que se había convertido en promesa de campaña de decenas de jefes de Estado y candidatos a la Presidencia de Colombia. Todo, porque la obra que se realiza a más de 800 metros de profundidad, en el corazón de la Cordillera Central, está a 221,5 metros de su último taco de dinamita que cada día permite avanzar 8,8 metros, y cuyos constructores laboran las 24 horas, en diferentes turnos, con un total de 370 trabajadores. Hasta ayer, las obras del túnel piloto habrán avanzado 8.333,4 metros de los 8.554,50 que tiene la totalidad del proyecto. Los 8,5 kilómetros de longitud del túnel son apenas una muestra de lo que será la megaobra, que debe ser adjudicada en octubre próximo y que deberá estar lista en el 2012, pues el túnel piloto no será utilizado para el tránsito permanente de vehículo, sino que además de servir para conocer las características geológicas del lugar, hará las veces de salida de emergencia, cuando esté operando la vía subterránea definitiva. UN PASO CLAVE PARA LA FASE II El túnel piloto se ha convertido en el paso definitivo para el proyecto, pues mientras hace unos años ninguna firma de ingenieros se le medía a presentar una propuesta, ante la incertidumbre de qué inconvenientes se iría a encontrar en las entrañas del cordón de montañas más alto del país, ahora, hay 171 firmas interesadas en participar en la construcción de la obra, pues ya tienen la información concreta sobre las características del terreno y los posibles inconvenientes que se puedan registrar. El túnel piloto cuenta con las respectivas obras anexas, que incluyen acceso a portales, túneles que conectan con la vía principal y varios puentes para las carreteras de acceso. Según el Instituto Nacional de Vías (Invías), seccional Quindío, que supervisa las obras, la primera etapa será inaugurada a comienzos de agosto, pero luego continuarán los trabajos para los terminados, la iluminación y la entrega definitiva del proyecto. TODO ESTÁ LISTO El Gobierno tiene disponibles 719.000 millones de pesos que serán invertidos en la remoción de tierra para acortar en 33 kilómetros el recorrido entre las poblaciones de Cajamarca y Calarcá, con lo que el tramo pasará de 47 kilómetros que tiene en la actualidad, a solo 14 kilómetros que deberán ser transitados a partir del 2012, cuando la obra sea inaugurada. Los aspirantes a quedarse con la obra se distribuyen entre 107 firmas nacionales y 64 internacionales, la mayoría de ellas con reconocida experiencia en este tipo de obras. Según la Cámara Colombiana de la Infraestructura, se lograron concertar con el Gobierno algunos ajustes que requiere la licitación con miras a lograr un proceso exitoso. Otras obras anexas que realiza el Instituto son el Túnel Estrella de 326,5 metros y terminado en octubre del año pasado. También están el Túnel Robles, de 805,40 metros y avanzado en un 96 por ciento, así como el Túnel Los Chorros, de 206,50 metros y con 33,52 por ciento de las obras realizadas. De la misma manera, se adelantan obras en el puente Estrella 1, donde se está instalando la placa, y en el puente Estrella 3 se conformaron terraplenes provisionales. En cuanto a las obras de los puentes Robles 2 y Alaska, se está avanzando en el armado de las vigas para la construcción de la losa. El túnel hace parte del plan de mejoramiento vial para hacerle frente a la competencia generada por la globalización y que traerán los tratados de libre comercio firmados con diferentes países. Más plazo para licitación de la obra definitiva El cierre de la licitación para la construcción del Túnel de La Línea y las obras complementarias de ese proyecto fue pospuesto. Inicialmente estaba previsto para mañana a las 11:00 a.m., pero ahora la nueva fecha es el 19 de agosto a las 3:00 p.m., según lo informó el Instituto Nacional de Vías (Invías). El director del organismo, Daniel Andrés García Arizabaleta, quien participó en una audiencia pública de rendición de cuentas del Ministerio de Transporte, dijo que firmas interesadas en el proyecto solicitaron un mayor plazo para hacer las respectivas visitas a la zona y tener el conocimiento suficiente de la obra para estructurar sus propuestas, de tal manera que se decidió mover la agenda. Así las cosas, el plazo para hacer las visitas obligatorias, previa programación de la gerencia de Grandes Proyectos del Invías, se extendió hasta mañana. Posteriormente, en el cronograma sigue el cierre de la licitación y apertura del sobre número uno, el próximo 19 de agosto. Desde el día siguiente y hasta el 16 de septiembre se evaluará la oferta jurídica, financiera y técnica de cada uno de los proponentes y luego, entre el 17 y el 23 de septiembre, se publicará el informe de evaluación de la mencionada oferta. Al respecto, las observaciones se estudiarán hasta el 7 de octubre y las consecuentes respuestas del Invías se publicarán, a más tardar, el 15 de octubre. El 20 de ese mismo mes se procederá a la adjudicación del contrato en audiencia pública. Recientemente se dio a conocer que la licitación fue objeto de cambios en materia jurídica, financiera, técnica y de riesgos en el pliego de condiciones, según las recomendaciones de expertos que fueron acatadas por el Instituto. Se permitirá la participación de personas naturales y jurídicas nacionales o extranjeras en forma individual o mediante la conformación de consorcios, uniones temporales o promesas de sociedad futura. También se modificaron las garantías de cumplimiento relacionadas con el amparo de cumplimiento, de estabilidad de la obra y de calidad de los estudios y diseños, al tiempo que se realizaron cambios en cuanto a pago de salarios y prestaciones, y se eliminaron los amparos de calidad de la obra y calidad de los bienes y equipos. En la minuta del contrato se modificó la cláusula penal pecuniaria, la solución de controversias y los riesgos de fuerza mayor asegurables, mientras que en el aspecto financiero se permitirá la sumatoria de cupos de créditos de diferentes entidades financieras. En cuanto a las condiciones técnicas y de evaluación, la experiencia general en construcción de túneles se amplió de 15 a 20 años. También se modificó el factor de calidad para la evaluación, así como la asignación de puntajes y se resolvió compartir el riesgo en las gestiones ambientales, sociales y prediales. 20 años de experiencia en construcción de túneles deben acreditar los consorcios que aspiren a quedarse con la licitación del túnel definitivo de La Línea, que se cerrará en agosto próximo. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido