Turismo para la mente

¿Cuántas veces ha salido de vacaciones y en vez de llegar renovado vuelve cansado y enfermo? En vista de la tensión y el ritmo de vida moderno, hoy se plantean opciones de descanso para cultivar la espiritualidad y convertirse en un mejor ser humano. Son sitios ‘mágicos’ alejados de la ciudad que ofrecen un verdadero cambio. Allí se come sano y se pasa el día dedicado a prácticas espirituales y a disfrutar de la naturaleza.

POR:
mayo 03 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-03

Uno de ellos es La Montaña Azul o Centro Shaolin Wahnam Mountain Retreat en Costa Rica. Está ubicado en un santuario ecológico que bordea el Parque Nacional Chirippo, a 1.300 metros de altura. Jardines, prados, bosques, ríos, cascadas, aves, mariposas y flores son sus atractivos principales. Sus visitantes pueden ir allí a recibir enseñanzas de dos artes milenarias: el chi kung y el tai chi chuan. Según Sifu Rama, maestro del Centro, “el chi kung, a pesar de tener un nombre bastante exótico, es universal: es la optimización en el manejo de la energía vital; la fuerza que nos mueve produce una sensación de bienestar y cuando se está en armonía, la vida fluye”. Para él, en situaciones de estrés, el organismo pierde su capacidad natural de chi kung, su manejo energético. Y en eso influye el estilo de vida, los malos hábitos alimenticios, las excesivas tensiones en el trabajo, así como factores culturales, genéticos y de formación de la naturaleza misma del sistema energético. “Todos usamos un potencial energético solo del 20 al 30 por ciento, luego, si el objetivo es restablecer ese intercambio óptimo de energía y una armonía en el sistema, estas dos artes resultan extraordinarias. Suben los niveles de energía como cuando éramos más jóvenes e inducen a mejorar el estado de salud física, espiritual y emocional”. Solo se requiere de ejercicios simples de movimiento físico, regulación de la respiración y presencia mental. Con 15 minutos diarios es suficiente para ver los resultados. Así, en la Montaña Azul se pueden aprender estas artes en un hospedaje cómodo que va desde el estilo monje, hasta habitaciones de lujo, con alimentación orgánica. Durante una semana adultos y niños, en un campo de verano para ellos, llamado Alaya, pueden disfrutar de un descanso y formarse divirtiéndose. Informes: www.shaolin-wahnam-center. org El Tayrona, un escenario perfecto El plan de viajar con maestros de yoga como Adriana Silva o Ana Muriel al Parque Tayrona, conocido como el Tibet de Latinoamérica, es renovador. Cada uno aborda sus propias técnicas: hay por ejemplo retiros de yoga y ayurveda, un sistema curativo que tiene más de 5.000 años, capaz de transformar el cuerpo y la mente, a fin de producir un cambio de conciencia que se va dando naturalmente con la práctica de la meditación, la introducción de nuevos hábitos de alimentación y el automasaje, que activa la capacidad autocurativa y lleva a un estado de bienestar, tanto físico como mental. En este caso, la inversión es de 870 mil pesos e incluye la entrada al Parque Tayrona, el transporte terrestre desde Santa Marta, transporte en lancha, alojamiento y alimentación. Otro es el caso de la práctica de Jivamukti yoga, un método integral en el cual se profundiza en la filosofía de los textos de yoga, la devoción o Bhakti, la meditación, pranayamas, música y la dinámica desintoxicante de secuencias de posturas que fluyen una detrás de otra. “El tópico que se aborda en este retiro de cinco días es el de ‘Paz, paz, paz, Divina paz’ donde se desarrolla una práctica física, mental y emocional sólida, que tiene como base el concepto de Rasa Shanti, o estado pacífico, sereno y luminoso en el cual el alma vibra para guiarnos sabiamente”, concluye Ana Muriel, directora de Yoga Studio Colombia. El sitio está entre la bahía de Gayraca y Chengue, a 45 minutos de Santa Marta por tierra y 5 en lancha. Cuesta 740 mil pesos. Informes: 3158005791. Danza, yoga y descanso en un plan por Egipto “Cansada del mismo plan de siempre, la gente busca mirar hacia adentro”, sostiene Antonina Canal, cabeza de la Academia Prem Shakti. Por eso, anualmente organiza cuatro viajes con cuatro elementos: retiro, danza, desintoxicación del cuerpo y descanso profundo. “La gente sufre de estrés y necesita un espacio para recargarse”, dice. Algunos de los destinos para junio próximo son Egipto, Turquía, Jordania y el Monte Sinaí, un viaje que además de ser cultural e histórico, les permitirá a los que vayan hacer parte del festival de danza más grande del mundo Aeahlan Wasahnan. Es un plan para comer sano, hacer yoga, respirar bien y bailar, “que no es solo mover las caderas, sino liberar el estrés y hacer un trabajo profundo de autoestima. El grupo, de alrededor de 50 personas tiene la oportunidad de hacer un trabajo de meditación y de conexión con todos los lugares”, agrega. “Son sitios y templos de más de 5.000 años con un poder increíble”. Para ella, la danza egipcia es todo un arte, un sistema que trabaja los chakras (centros de energía) y se convierte en una filosofía y de pensamiento, de no juicio y no crítica. “La guerra empieza dentro de uno”. “Necesitamos aprender de Oriente y crear un equilibrio en la vida: abrir la mente”. Los planes van desde 1.230 hasta 4.560 dólares. Informes: www.premshakti.net. ''Obtener abundante flujo de energía vital permite tener una mente clara y serena”. Sifu Rama WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido