TV en español de E.U., un mercado de grandes ligas

Son poderosas, deseadas y ambiciosas. Por mucho tiempo formaron una pareja sólida que buscaba acaparar un negocio muy lucrativo. Pero a medida que avanzaba su relación, comenzaron las intrigas y se acumularon rencores que les dejaron heridas profundas.

POR:
agosto 31 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-31

Esto no es la promoción de una telenovela. Es la historia de Televisa y Univisión, que están en guerra, lo que Telemundo -hasta hace poco relegado a un papel de reparto- aprovecha para adelantar sus estrategias, plantar su bandera y conquistar el tan preciado corazón de los televidentes. Esta trama mantiene una nube de incertidumbre sobre el futuro de la televisión dirigida a los hispanos en Estados Unidos, quienes se preguntan ¿y ahora qué? El giro definitivo fue cuando, contra todos los pronósticos, los dueños de Univisión vendieron la empresa a un consorcio cuya figura más notoria es el magnate Haim Saban, en lugar de optar por Televisa, su principal proveedor de contenido y que ya poseía el 11 por ciento de sus acciones. “No hay forma de que estos cambios signifiquen nuestro fin en la televisión para los latinos en Estados Unidos. Creo que tenemos otras opciones y vamos a explorarlas”, señaló una alta ejecutiva de Televisa, bajo condición de anonimato. Tras conocerse la decisión sobre la venta, la cadena mexicana emitió un comunicado diciendo estar “decepcionada” con Univisión, anunció que vendería sus acciones por su cuenta, y presentó una demanda en contra de la empresa con la que busca tener el camino libre para negociar su programación con otros interesados en Estados Unidos. Alfonso de Angoitia, vicepresidente ejecutivo de Televisa, dijo en junio a analistas financieros que el canal usará su “experiencia, contenido y capital” para convertirse en “el líder en entretenimiento e información en el mercado hispano de Estados Unidos”, aunque todavía no está claro cómo lo harán. Los latinos son la minoría más grande y de más rápido crecimiento en Estados Unidos. Datos del Censo del 2000 indican que hay más de 35 millones de hispanos viviendo en Estados Unidos, lo que equivale a un 14 por ciento de la población nacional. “El mercado hispano es un mercado en constante crecimiento, es un mercado muy valioso y ni Televisa lo va a perder, ni a Univisión le conviene perderlo”, declaró Mónica Gutiérrez, doctora en comunicación audiovisual y profesora de la facultad de Comunicaciones de la Universidad de Monterrey. Analistas estiman que el próximo año los anunciantes invertirán 1.400 millones de dólares en publicidad dentro de los canales hispanos, lo que significa un incremento del 10 por ciento en comparación con el año pasado. Don Browne, presidente de Telemundo, la segunda cadena en español de mayor audiencia en Estados Unidos, coincide en que la conquista de los hogares hispanos continuará en ascenso. “Yo creo que el futuro de la televisión hispana es grandioso”, manifestó. “Nada subraya eso como el hecho de que Univisión fue vendida por 13.000 millones de dólares y yo creo que eso demuestra cuán importante es la televisión en español”, afirmó. Lo que se puede predecir sobre los cambios y el desenlace de la historia es que el televidente comenzará a notar imágenes más depuradas, habrá un incremento en la producción de contenido original y se explorarán temas que apelen tanto a los inmigrantes con poco tiempo en Estados Unidos como a las segundas y terceras generaciones, con otros intereses, gustos y más asimilados a la cultura del país. AP 35 millones de personas de origen hispano viven en Estados Unidos, según cifras oficiales. Telenovelas siguen en auge En medio de la discusión sobre el futuro de la televisión hispara en Estados Unidos no se prevé que los programas que ya dan buenos resultados como Sábado Gigante o talk shows vayan a desaparecer. Las telenovelas continuarán siendo la punta de lanza, coinciden los analistas. No importa cuán repetitivos o predecibles sean, los ‘culebrones’ continúan atrayendo la mayor cantidad de televidentes en el horario estelar. El mejor ejemplo: la semana del 23 de julio La fea más bella venció en Estados Unidos a programas como The Unit, Medium y 'Making a Music Star, entre otros. En la actualidad las novelas de Televisa se presentan en más de 50 países en los cinco continentes. Estos productos televisivos se emiten en lugares tan distantes como China, Nigeria y Uzbekistán. “La novela es lo que más audiencia consigue y lo que más eficiente resulta en términos de costo y venta, en especial, cuando son producidas en América Latina. Por ejemplo, las novelas mexicanas tienen buena acogida en Estados Unidos, se producen en pesos y se venden en dólares”, señaló Julio Rambaut, ex asesor de Univisión y consultor privado en la prensa hispana.

Siga bajando para encontrar más contenido