UE da esperanza a los andinos

Dos escuetos párrafos que quedaron incluidos en la Declaración de Viena, firmada por los presidentes de países de la Unión Europea y América Latina, abrieron el compás de espera a los andinos para esperar una negociación comercial con Europa.

POR:
mayo 13 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-13

Aunque el Gobierno colombiano destacó que el tema quedara incluido en la declaración final, lo cierto es que los europeos no asumieron ningún compromiso concreto, sino que definieron un plazo de aquí al 20 de julio, para determinar si existen condiciones para negociar un TLC. La declaración reconoció “el objetivo estratégico común de Guadalajara” y dio “la bienvenida a la decisión adoptada por la Unión Europea y la Comunidad Andina de entablar durante el 2006, un proceso conducente a la negociación de un Acuerdo de Asociación que incluya el dialogo político, programas de cooperación y un acuerdo comercial”. Sin embargo, señaló a pasop seguido que entre las partes tendrán que realizarse reuniones antes del 20 de julio próximo “para clarificar y definir las bases de la negociación que permitan una participación plena y beneficiosa para las partes”. Para algunos expertos en el tema, esto es un ‘carameleo’ y no una decisión firme de negociar. De hecho, Europa insistirá en tres temas fundamentales para iniciar el TLC: zona de libre comercio, unión aduanera y arancel externo común, temas que no se han perfeccionado ni siquiera entre los tres andinos que han pedido el acuerdo comercial: Colombia, Ecuador y Perú. La IV Cumbre Presidencial Europa-Latinoamérica se caracterizó por un ambiente de fuerte polémica entre algunos de los gobiernos de América Latina, generadas en buena parte por decisiones adoptadas recientemente por los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Bolivia, Evo Morales. En el caso de Chávez, su tajante rechazo a los acuerdos comerciales y a cualquier tipo de alianza que pueda implicar una puerta abierta al Area de Libre Comercio de las Américas, Alca, que impulsa Estados Unidos, se han convertido en tema de polémica. Por el lado de Bolivia, el mandatario de ese país, Evo Morales estuvo fuertemente cuestionado -incluso por su aliado, Brasil- por la decisión de nacionalizar los hidrocarburos, afectando los intereses de multinacionales extranjeras. Durante la cumbre, el presidente venezolano Hugo Chávez reiteró que no piensa volver al sistema de integración andino. “Yo creo que (la CAN) está muerta. Enterremos a los muertos, busquemos la vida, decía Cristo”, dijo el mandatario venezolano. Chávez insistió en las críticas al bloque andino y aseguró que lo que le interesa a su país es “`la integración de los pueblos no la integración de las elites'”.

Siga bajando para encontrar más contenido