UE, dividida por idea de crear un Fondo Monetario

Luxemburgo/AFP. La idea de un Fondo Monetario Europeo no logró ayer el consenso entre los dos principales miembros de la Eurozona, ya que Alemania reiteró su apoyo al proyecto aunque insistiendo en la necesidad de que incluya “sanciones”, mientras que Francia dijo no considerarlo una “prioridad” en estos momentos.

Finanzas
POR:
marzo 10 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-10

De visita en Luxemburgo, la canciller alemana Ángela Merkel volvió a apoyar la creación de un Fondo Monetario Europeo para ayudar a los países de la Eurozona en dificultades, una idea impulsada por la crisis financiera griega, que puso en evidencia las lagunas de la unión monetaria. Sin embargo, Merkel aclaró que un sistema de ayuda financiera en la Eurozona “debe incluir sanciones” contra los países que tengan déficits presupuestarios demasiado importantes, y recalcó la necesidad de modificar los tratados de la Unión Europea (UE) para concretarlo. Entre las posibles sanciones, Merkel mencionó una suspensión durante al menos un año de los derechos de voto durante las reuniones ministeriales de la UE. La crisis presupuestaria de Grecia, seguida de la revelación de un déficit público mucho más importante de lo previsto, abrió un debate sobre la necesidad de la zona euro -integrada por 16 países de la UE- de dotarse de un mecanismo de ayuda financiera. Si están de acuerdo con el principio, Alemania y Francia se encuentran enfrentados sobre cuestiones legales, por ejemplo la referida a una posible revisión del tratado que rige actualmente la UE y que proscribe un plan de ayuda a un país de la Eurozona en dificultades. Hasta el momento, y en forma paradójica, sólo los países de la UE no miembros de la zona euro podían recibir préstamos de emergencia, tal como se vio durante la crisis con Letonia, Hungría y Rumania. Según Ángela Merkel, un Fondo Monetario Europeo “necesita una modificación del Tratado” de Lisboa de la UE. El Bundesbank pide disciplina fiscal El presidente del Bundesbank y miembro del Consejo de gobierno del BCE, Axel Weber, tachó de “absolutamente contraproducente” el debate sobre ese mecanismo en las circunstancias actuales. Weber subrayó que lo importante es que los gobiernos y las instituciones europeas tengan la voluntad de cumplir las reglas existentes, especialmente las de disciplina presupuestaria. ADRVEG