UE plantea herramienta financiera para A.L.

Praga/EFE. La Comisión Europea (CE) ha planteado a los países latinoamericanos un nuevo mecanismo financiero que contribuya a movilizar préstamos para proyectos claves de infraestructura, de forma que no se interrumpan las inversiones en el continente por culpa de la crisis.

POR:
mayo 14 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-14

En representación de la CE, la comisaria para las relaciones exteriores, Benita Ferrero-Waldner, intervino en la XIV conferencia ministerial entre la Unión Europea (UE) y los estados del Grupo de Río y planteó esta iniciativa como principal contribución europea. La Comisaria anunció que Bruselas está estudiando la posibilidad de crear ese mecanismo con vistas a la próxima cumbre birregional de jefes de estado o gobierno de la UE, América Latina y el Caribe (Alcue), que se celebrará en el 2010. “Estamos estudiando la posibilidad de crear un mecanismo financiero que tenga como objetivo facilitar la financiación de acciones concretas en energía, infraestructuras e interconexiones en general”, explicó. La nueva facilidad financiera seguiría el modelo de la que ya ha establecido la UE para su Política de Vecindad, dirigida a las repúblicas ex soviéticas que no tienen perspectivas de adhesión. “Hemos aprendido mucho de ella”, dijo Ferrero-Waldner e insistió en que el modelo puede ser provechoso en estos tiempos para ayudar a los países latinoamericanos a capear la crisis financiera y económica. “Los proyectos concretos ayudan más a la cohesión que centenares de discursos”, aseveró la Comisaria. La facilidad estaría constituida inicialmente por fondos ya programados dentro del capítulo de la cooperación con América Latina, es decir, no comportaría dinero fresco, pero serviría de ‘palanca’ para generar nuevos créditos productivos. “Es una respuesta concreta para hacer frente a situaciones de crisis”, aseguró la Comisaria. La cooperación con América Latina para los años 2007 a 2013 cuenta con un presupuesto ya aprobado de 2.690 millones de euros, pero la CE está revisando la asignación de estos créditos, de común acuerdo con los socios latinoamericanos, a fin de aumentar su eficacia y dar respuesta a la nueva situación creada por la crisis. Ferrero-Waldner recordó que este año se cumple el décimo aniversario del establecimiento de la relación estratégica entre Europa y el Grupo de Río, y el veinticinco aniversario del llamado ‘Diálogo de San José’ con Centroamérica. Ambas son “buenas razones para celebrar nuestra cooperación, especialmente en estos momentos en que necesitamos trabajar juntos”. Ferrero-Waldner animó a los participantes a aprovechar el encuentro de Praga para analizar las diferentes negociaciones que la UE mantiene “con vistas a alcanzar acuerdos ambiciosos y que beneficien a nuestras sociedades”. Cooperación en ambas orillas Otro representante europeo, el ministro checo de Asuntos Exteriores, Jan Kohout, que ejerce la presidencia de turno del Consejo de la Unión Europea, ahondó en la idea de que la cooperación entre las dos regiones “resulta imprescindible” en estos momentos. “Ninguno de nosotros, seamos grandes o pequeños, ricos o pobres, puede afrontar los desafíos actuales en solitario”, dijo.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido