Unilever defiende elección de firma que adecuó su sede

Ante queja de grupo de arquitectura, la multinacional dice que es infundado insinuar o sugerir beneficios a la empresa seleccionada.

POR:
marzo 12 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-12

Un grupo de diseño que participó en la convocatoria para la adecuación arquitectónica de las nuevas oficinas de la multinacional Unilever expresó su preocupación porque -según dice- "estuvo varios meses en ascuas, regateando precios, sin que le definieran en qué terminaría el proceso de elección, entre 42 ofertas de diseño".

Hoy, la obra está lista en el edificio Bogotá Corporate Center, en el eje de la Avenida Edorado, luego de que se escogiera a la firma caleña Arquitectura Interior. Al respecto, representantes de Unilever anotan que para la ubicación de las nuevas oficinas fueron preseleccionadas la Torre Cusezar, ubicada en la Calle 116 con carrera 7a., y el edificio Bogotá Corporate Center, en la Avenida Eldorado.

De manera paralela, varias firmas de arquitectura fueron invitadas a participar en el procedimiento de selección del contratista para el diseño, adecuación y dotación.

Al inicio de los procesos de selección, tanto para el arrendamiento del inmueble como para el diseño, adecuación y dotación, los participantes suscribieron el Código de Principios en los Negocios de Unilever y un Convenio de Confidencialidad, para asegurar la transparencia y el adecuado manejo de información.

La selección del inmueble ganador y de la firma de arquitectura y diseño interior, en la semana del 19 al 23 de octubre del 2009, se hizo de acuerdo con lineamientos comunicados a los participantes.

'Quejas sin fundamento'

"Con base en lo anterior, carece de fundamentación cualquier argumento para descalificar o manipular los hechos relacionados con los procesos de selección desarrollados por Unilever para la instalación de sus nuevas oficinas", aseguran.

Otra de las quejas radica en que -anota el grupo de arquitectura- "Unilever convocó a siete firmas de arquitectos interiores para que cada una, en tiempo récord y gratis (violando Decreto Ley 2090 de la Sociedad Colombiana Arquitectos) propusiera -mínimo- dos conceptos y tres esquemas con sus respectivos presupuestos para cada edificio y exigiendo confidencialidad".

Sobre esta inquietud, Unilever advierte que el procedimiento de selección de contratistas para el diseño, adecuación y dotación de las nuevas oficinas no forma parte del objeto del Decreto Ley 2090 y, por ende, no está sujeto a sus disposiciones".

Finalmente, el grupo de arquitectura agrega: "¿Por qué el proceso fue a través de Internet, absolviendo dudas sólo por ese medio sin ningún contacto personal-profesional?, ¿por qué en una carta escueta informan sobre la firma favorecida sin mencionar conceptos de evaluación y calificación con la posibilidad de utilizar ideas de los seis perdedores en beneficio del ganador escogido a dedo por ellos por compromisos previos".

La multinacional justifica el procedimiento con el fin de salvaguardar la transparencia y pulcritud de la selección. "La compañía definió un mecanismo de consultas, preguntas y respuestas por correo electrónico y, de manera expresa, se solicitó a los participantes abstenerse de realizar contactos personales o individuales con empleados, proveedores y contratistas de Unilever.

"Una vez culminado el proceso de evaluación, bajo los parámetros establecidos y comunicados, se anunció la firma seleccionada a través de una comunicación cursada a todos los participantes.

Siga bajando para encontrar más contenido