Urgen el plan de salvamento griego

Berlín/AFP. Ante la amenaza de que Grecia suspenda pagos, una perspectiva que perturba la zona euro y los mercados, los responsables de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI) intentaron ayer acelerar el desbloqueo de la ayuda prometida a Atenas, presionando de forma particular a Alemania.

Finanzas
POR:
abril 29 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-29

El llamado parece haber sido escuchado por la canciller Angela Merkel, hasta el momento muy reticente, quien declaró que deben acelerarse “las negociaciones entre el Gobierno griego, la Comisión Europea y el FMI” para que el mecanismo de ayuda esté listo. El tiempo apremia, ya que después de Portugal, España se ha visto afectada al conocer que Standard and Poor’s degradó la nota de su deuda a largo plazo (ver nota anexa). En medio de temores de contagio cada vez mayores, los dirigentes de las principales instancias implicadas se movilizaron para agilizar el proceso. Así, el presidente de la UE, Herman van Rompuy, convocó una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Eurozona para el 10 de mayo. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, declaró que es “absolutamente necesario” que Alemania, principal contribuyente del plan de ayuda a Grecia con 8.400 millones de euros, decida rápido. Y el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, insistió en que “está en juego la confianza en el conjunto de la zona euro”. Strauss-Kahn y Trichet se desplazaron ayer a Berlín para vencer las reticencias de los diputados alemanes sobre el programa a ayuda a Atenas, que tampoco gusta a la opinión pública. La desconfianza germana se ve alimentada sobre todo por una elección regional prevista el 9 de mayo, que se presenta difícil para la coalición de poder. Tras el encuentro con Trichet y Strauss-Kahn, dos responsables parlamentarios alemanes afirmaron que Grecia necesitará ayudas totales por valor de entre 100.000 y 120.000 millones de euros de aquí a 2012. El FMI no confirmó el dato. “Los 45.000 millones de euros de los que se habla por el momento sólo son el principio”, dijo el diputado verde Jürgen Trittin. En la actualidad, el plan de ayuda de la Eurozona y el FMI asciende para 2010 a 45.000 millones de euros. Los países miembros de la zona euro aportarían dos tercios de ese monto, a una tasa del 5 por ciento. Las principales bolsas europeas cerraron con pérdidas, no obstante menores a las del martes, y el euro tocó un nuevo mínimo en un año ante el dólar, a 1,3129. Las tasas de las obligaciones griegas a diez años se dispararon por la mañana por encima del 11 por ciento, aunque luego se calmaron y bajaron por debajo del 10 por ciento. Grecia insiste en que el 19 de mayo es la fecha crítica, ya que tiene que pagar 9.000 millones de euros. ADRVEG