Uribe define medidas sobre gasolina

El equipo económico en pleno se reunirá hoy en la Casa de Nariño con el presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, para definir la aplicación de las nuevas medidas que buscan contrarrestar las alzas de los combustibles y hacer más sostenible el sacrifico fiscal que están significando los subsidios a la gasolina y al acpm.

POR:
mayo 27 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-27

Ayer el ministro de Hacienda y Crédito Público, Óscar Iván Zuluaga, confirmó que habría necesidad de presentar un proyecto de ley ante el Congreso de la República, para el caso puntual de hacer modificaciones a la base gravable con la cual se calcula el IVA y la sobretasa a los combustibles. La idea es tomar un precio de referencia del petróleo, el cual se irá actualizando paulatinamente para fijar dichos impuestos y evitar que aumenten mes a mes como ocurre en la actualidad. El proyecto, según explicó Zuluaga, tendrá mensaje de urgencia y deberá ser discutido inicialmente en las comisiones terceras de Senado y Cámara, donde cursan las iniciativas de tipo tributario. Durante la reunión también se estudiarán las otras medidas que fueron planteadas el viernes en la noche por los ministerios de Minas, Hacienda y el Departamento Nacional de Planeación, como el aplazamiento hasta el 2010 en el desmonte de los subsidios a los combustibles, especialmente a la gasolina el cual estaba previsto para que finalizara en junio del 2009. La preocupación del Gobierno en esta materia es grande, ya que tan solo en los dos primeros meses del año se agotaron los 760.000 millones de pesos que se tenían presupuestados para subvencionar los combustibles. Al actual ritmo de incremento del precio del petróleo el desfase que se ha calculado para este año es de unos 6 billones de pesos, monto que no tiene hasta el momento financiación. “La verdad es que con estos aumentos tan violentos que está teniendo el petróleo deberíamos pensar en alzas de 150 o 200 pesos mensuales en la gasolina y estamos pensando que sean de la mitad, pero eso dependerá del espacio de tiempo del desmonte", dijo el ministro de Minas, Hernán Martínez. Sin embargo, las medidas que se tomen podrían quedarse cortas en caso de que el barril del petróleo llegue a los 200 dólares en los mercados internacionales. En la reunión de hoy, también se definirá si los nuevos contratos de explotación petrolera deberán pagar una prima o contribución por precios extra altos cuando el crudo se encuentre por encima de los 60 ó 70 dólares por barril. Esos recursos servirán para nutrir un fondo en el largo plazo para el desmonte de los subsidios. El Gobierno ha hecho claridad en que esta medida, en caso de que sea aprobada, cobijará a los contratos nuevos y no a los existentes para evitar cambios en las reglas de juego a los inversionistas. Otro de los puntos que se pondrá a consideración de Uribe es la importación de etanol para que Ecopetrol pueda mezclarlo con la gasolina que se vende en la costa norte del país y de esa manera reducir el consumo, mientras entran nuevos proyectos. El Gobierno también aspira a contratar un estudio para analizar la posibilidad de otorgar los subsidios a los combustibles de una manera selectiva, como por ejemplo a los transportes públicos y de carga, y acelerar el desmonte para los vehículos particulares. Sin embargo, esta alternativa genera ciertas reservas, porque se puede correr el riesgo de que se cree un mercado negro de los combustibles en el que se venda el combustible subsidiado por debajo de cuerda. PETRÓLEO SE MANTIENE POR LOS 130 DÓLARES El crudo Brent, de referencia en Europa, subió ayer al cierre en el mercado de Londres, por el ataque perpetrado contra una instalación petrolera de Nigeria, primer productor africano. Así, el barril del petróleo del mar del Norte para entrega en julio cerró a 131,57 dólares en el International Exchange Futures (ICE), 0,80 dólares más que al cierre del viernes. No obstante, el precio del barril de Brent quedó lejos del máximo histórico de 135,14 dólares registrado la semana pasada. Debido al festivo en Estados Unidos, no hubo negociaciones con el petróleo WTI, el cual sirve de referencia para el crudo colombiano. Gobierno pide uso racional de los combustibles Si bien la medida del pico y placa las 24 horas, o el establecimiento del Día sin carro periódicamente quedarían a discreción de las autoridades municipales, el Gobieno Nacional hizo un nuevo llamado al ahorro. El mismo presidente, Álvaro Uribe, se encargó de invitar a tomar decisiones de esta naturaleza “para ver cómo en los centros urbanos del país se puede generalizar el pico y placa. Cómo en los centros urbanos del país se puede generalizar el Día sin carro y hacerlo con frecuencia, por lo menos sin transporte individual, sin el carro individual”. Uno de los objetivos del llamado del mandatario fue para que los colombianos eviten “derrochar” los combustibles, es establecer mecanismos consensuados para moderar los efectos causados por el incremento en los precios internacionales del petróleo. “Algunos dicen que eso (el pico y placa) trae incomodidades, pero la mayor incomodidad será el calentamiento del planeta. La mayor incomodidad será correr el riesgo de perder la autosuficiencia en combustibles, en petróleo”, agregó el mandatario en el Consejo Comunal que tuvo lugar el sábado pasado en Florida, Valle. Pidió, además, generar al interior de la comunidad una “gran pedagogía” para que los residentes en algunos municipios planos hagan más uso de transportes alternativos como la bicicleta. “Qué bueno poder decirle al mundo que Colombia es el país, en su nivel de desarrollo, con menos consumo de combustible por habitante. Esa sería la gran contribución del país a la estrategia contra el calentamiento global”, agregó. El Jefe de Estado explicó que los elevados precios de los combustibles podrían tener efectos inflacionarios sobre los procesos productivos, lo que en últimas terminarían pagando todos los consumidores. “Esta situación empieza a ser difícil para todo el mundo. Difícil para el pueblo colombiano, difícil para la producción y difícil para el Gobierno”, dijo. El golpe más directo se sentirá, además del costo del combustible para quienes tanquean su vehículo, en los costos de los fertilizantes. '' Esta situación comienza a ser difícil para todo el mundo. Difícil para el pueblo colombiano, difícil para la producción y difícil para el Gobierno”. Álvaro Uribe Vélez, presidente de la República. 274 pesos ha subido el precio de la gasolina corriente en Colombia entre enero y mayo de este año. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido