Era de Uribe, con menos ministerios

2002 Álvaro Uribe gana la elección presidencial con el 53 por ciento de la votación y con ese porcentaje evita la segunda vuelta presidencial. Casi de inmediato el mandatario electo comienza a plasmar su proyecto de recortar el gasto público vía reducción de ministerios y entidades calificadas de poco operativas.

POR:
noviembre 27 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-27

El presidente electo decide que fusionará los ministerios de Interior y el de Justicia, dos carteras que habían perdido muchas funciones en los últimos años, a raíz de la elección popular de alcaldes y gobernadores, así como el nacimiento de la Fiscalía General de la Nación. En su momento se plantea la creación de una cartera que involucrara los temas laborales y de salud, razón por la cual desaparecerán los ministerio de Trabajo y el de Salud. Y se comienza a elaborar la fusión de los ministerios de Desarrollo y Medio Ambiente, en la cartera del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial. El tema causa toda serie de polémicas y aumentan en el momento en que se conocen los primeros anuncios de quienes serían los ministros para las carteras fusionadas. Las mayores controversias las genera el designado ministro del Interior y de Justicia, Fernando Londoño Hoyos. Para Salud y Trabajo fue designado Juan Luis Londoño y luego se le cambiará el nombre de la cartera a Ministerio de la Protección Social. Una vez posesionados la tarea de convencer al Congreso de aprobar los cambios para reducir el número de ministerios no es fácil. Los parlamentarios mantienen sus reservas y tienen ‘patinando’ al nuevo gabinete hasta el cierre de año. Mientras tanto, y para evitar problemas jurídicos, los ministros asumen una cartera en propiedad y la otra en encargo. Ese cambio de política genera en el país un boom de propuestas de fusión y supresión de entes y entidades calificados por los críticos como inoperantes. Se plantea la necesidad de fusionar los municipios que no cumplen con unos parámetros mínimos de operación. También, se propone eliminar entidades del sector agropecuario, fusionar canales de televisión, suprimir otras tantas entidades y hacer un Estado más pequeño y más eficiente. Incluso, se propone que el Congreso de la República debía ser más reducido y limitar su futura expansión. Pero la gran reducción del aparato estatal al final no se puede generar, entre otras razones, porque el referéndum que propone el recién llegado Gobierno no pasó en las urnas. De otra parte, en agosto 7 del 2002, durante la posesión del presidente de Colombia (2002-2006), la solemnidad de los actos de posesión se ve opacada por la acción de terroristas de las Farc, pese a las medidas extremas de seguridad. La ceremonia protocolaria se caracteriza por una gran austeridad en una muestra de lo que promete el gobierno de Uribe Vélez. Uribe comenzó su proyecto de recorte del gasto vía menos ministerios.

Siga bajando para encontrar más contenido