Uribe modera tono sobre la seguridad

Varios hechos contribuyeron a que el tono beligerante en torno al conflicto que vive el país, adquiera una tendencia más conciliadora, lo que a su vez se traduce en un aumento de las expectativas favorables para la inversión.(VER GRAFICOS)

POR:
agosto 14 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-14

En primera instancia, el presidente Alvaro Uribe dedicó buena parte de su discurso de posesión para el segundo período presidencial, al tema de la seguridad. Aunque expresó temores frente al riesgo de ceder el terreno ganado en los últimos cuatro años en materia de tranquilidad, insistió en su disponibilidad al diálogo con los grupos armados, siempre y cuando muestren actos de paz. Su intervención estuvo precedida de una reunión con el ex candidato presidencial Alvaro Leyva Durán, quien en la campaña prometió parar la guerra en seis meses, en caso de llegar a la jefatura del Estado. La acción facilitadora de Leyva constituye un primer paso en la búsqueda de un acuerdo humanitario que permita la liberación de al menos un grupo de secuestrados. A estos hechos se sumó la intervención del presidente de Costa Rica y Premio Nobel de Paz, Oscar Arias, quien aprovechando su visita al país con motivo de la posesión de Uribe, se reunió con el mandatario colombiano y le recomendó no solamente trabajar en la búsqueda de la paz, sino que le dijo que el Gobierno deberá proponerla de manera incondicional. Aunque el discurso de Uribe no tuvo grandes anuncios, e incluso provocó comentarios respecto al tono bajo de su contenido, tampoco generó expectativas diferentes a las ya existentes respecto a las reformas que el Gobierno ha propuesto al Congreso de la República. La nota poco favorable para el clima de negocios en el país es el estancamiento en que se encuentra el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, sobre el cual el propio presidente Uribe reconoció su preocupación. El gobierno estadounidense sigue callado respecto al TLC con Colombia, a pesar de que la semana pasada se hizo la publicación oficial de los textos del Tratado en Internet. Para los inversionistas, esta situación prolonga la incertidumbre respecto a las nuevas reglas de juego que regirán el comercio entre los dos países. A cambio de ello, cayó bien el anuncio de que la Comunidad Andina de Naciones (CAN)mantendrá buenas relaciones con Venezuela, y que para ello fue designada una comisión que trabajará en la definición de políticas comerciales entre el bloque andino y el gobierno venezolano. El Indicador de la Confianza en Colombia para la presente semana aumenta un punto y se ubica en 66 por ciento.

Siga bajando para encontrar más contenido