Uribe repite con oposición del Polo | Finanzas | Economía | Portafolio

Uribe repite con oposición del Polo

Desde el primer boletín de la Registraduría Nacional del Estado Civil, poco después de las cuatro de la tarde de ayer, Alvaro Uribe Vélez, mantuvo una holgada ventaja sobre los demás candidatos que le disputaron las elecciones presidenciales para el período 2006-2010.

POR:
mayo 29 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-29

El candidato presidente logró la reelección con un porcentaje de votación un poco superior al 62 por ciento. A las 7:00 de la noche, se había escrutado ya el 98 por ciento de las mesas de todo el país, que representaban alrededor de 11,5 millones de votos válidos. Con cerca de 7,3 millones, Uribe ganaba con 62 por ciento, seguido por Carlos Gaviria con 2,6 millones de votos, el 22 por ciento era segundo, Serpa con 1,3 millones, el 12 por ciento estaba en el tercer lugar y Antanas Mockus sólo tenía el uno por ciento con 132.000 votos. Con esos datos, Uribe superaba ya su votación de hace cuatro años en más de un 1,4 millones de votos, pero ahora con una proporción mayor, pues para llegar a la presidencia hace cuatro años alcanzó el 53 por ciento del total. Horacio Serpa, quien también participó hace cuatro años y obtuvo 3,5 millones de votos, esta vez no llegó al 50 por ciento de ese registro. Escasamente superó su votación propia de la consulta del Partido Liberal en marzo pasado. Con esos datos, las agencias internacionales de noticias reportaban ya el triunfo contundente de Uribe y lo daban a conocer al mundo. Si los resultados de la votación no fueron sorpresivos al ser reelegido Uribe para el período 2006-2010, pese a la expectativa hasta última hora de las otras campañas que buscaban antes que ganar llegar a la segunda vuelta presidencial, lo demás tampoco produjo mayor perplejidad: la izquierda democrática se convirtió en la segunda fuerza política del país, como estaba previsto. Las cifras electorales de ayer fueron claras. Uribe ganó lejos y no dejó duda alguna de su victoria, Gaviria virtualmente dobló a Serpa y Antanas Mockus obtuvo una votación que sorprendió por lo baja. Incluso en Bogotá se mantuvo la proporción entre Uribe y Gaviria y los grandes damnificados fueron Serpa y Mockus. En la capital Uribe tuvo el 63 por ciento, Gaviria el 23, Serpa solo el 7,5 por ciento y el ex alcalde Mockus el 3 por ciento. En el total nacional, el candidato Gaviria derrotó al aspirante liberal Horacio Serpa por un amplio margen que lo colocó, sin duda, como la segunda fuerza electoral del país y primera de oposición. La situación abre una de las grandes discusiones sobre lo que será la política en Colombia en el mediano plazo. Las encuestas estuvieron cerca de lo que pasó en la jornada electoral de ayer, pese a que los demás candidatos tenían la esperanza de alcanzar una votación que les permitiera ir a la segunda vuelta. Por ejemplo, el candidato liberal Horacio Serpa, dijo horas antes: “Contrario a los pronósticos de quienes nunca han querido escuchar el clamor popular, hoy el pueblo nos dará el tiquete para la segunda vuelta. Será un hecho mágico que demostrará que se equivocan otra vez quienes le han decretado la muerte súbita al Partido Liberal. Somos una organización con historia, trascendencia y dignidad”. Su predicción resultó totalmente equivocada. Dos horas después de haberse cerrado las urnas, se escucharon las primeras declaraciones de voceros de las campañas políticas. Las parlamentarias Gina Parody y Martha Lucía Ramírez y el dirigente antioqueño, Luis Alfredo Ramos, hablaron a nombre del uribismo destacando el triunfo. El ex parlamentario Amílkar Acosta, de la campaña de Serpa, reconoció que el resultado del candidato liberal estuvo por debajo de las expectativas pese a la predicción de las encuestas. Horacio Serpa habló a las 6:35 de la tarde en el Hotel Cosmos de la capital del país. “Soy un luchador y lo seré siempre. Le pido a Uribe que rectifique el rumbo a tiempo”, dijo el candidato liberal, en un discurso muy duro contra el presidente Uribe en temas como la negociación de paz, el empleo y el manejo político. “Venció, pero no convenció”, terminó diciendo Serpa sobre el candidato ganador. “Hay Polo Democrático para rato. El próximo presidente de Colombia será del Polo”, dijo Samuel Moreno Rojas, uno de los voceros de la campaña de Carlos Gaviria. “Nadie del Polo se va a dejar cooptar”, sostuvo Gaviria al anunciar que su partido se va mantener en la oposición, en medio de gritos de sus seguidores en el Centro de Convenciones Jiménez de Quesada. “Vamos a dirigir el país”, sostuvo Gaviria. El ex alcalde Antanas Mockus, anunció que seguirá trabajando por el Partido Visionario y la Alianza Social Indígena. “Invito al uribismo a que no sea prepotente”, dijo Mockus. A las 7:30 se esperaba a Uribe Vélez en el Hotel Tequendama para celebrar su triunfo. "Uribe alcanzó una votación por encima de 7 millones de votos, cerca de 1,4 millones por encima de lo obtenido hace cuatro años. La izquierda alcanzó votación sin antecedentes: 2,5 millones de votos. Serpa y Mockus, los damnificados”.

Siga bajando para encontrar más contenido