US$1,5 billones sumaría a E.U. una reforma migratoria que legalice a trabajadores indocumentados

Así lo establece un estudio, divulgado este jueves por la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), en el cual se afirma que el país cuenta con 12 millones de extranjeros sin papeles.

POR:
enero 07 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-07

El informe, del profesor de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) Raúl Hinojosa Ojea, asevera que la regularización de los 12 millones de extranjeros sin papeles que se calculan actualmente en el país elevaría sus sueldos y la productividad, lo que significa más ingresos tributarios y más consumo.

La investigación fue elaborada sobre la base de un análisis de los efectos económicos de la última legalización, ocurrida en 1986, la cual "dio un estímulo a la recuperación", dijo Hinojosa Ojeda.

El documento fue presentado en una rueda de prensa en el Centro para el Progreso Estadounidense, una organización no gubernamental vinculada al Partido Demócrata que está a favor de la reforma migratoria.

Su objetivo es refutar análisis realizados por asociaciones que se oponen a la reforma y que destacan el costo que supuestamente supondría para las arcas públicas de los inmigrantes indocumentados.

Steven Camarota, del Centro de Estudios de Inmigración (CIS, por su sigla en inglés), por ejemplo, estimó en noviembre que al Gobierno federal los trabajadores sin papeles le cuestan 10.300 millones de dólares anualmente por los servicios que reciben, y a los estados y municipios "mucho más".

Según él, esa cifra "casi se triplicaría" con la legalización de los trabajadores sin papeles, pues éstos tendrían derecho a nuevas ayudas, como el seguro de desempleo. 

Dan Griswold, un experto del Instituto Cato, admitió en la rueda de prensa que los inmigrantes usan más servicios públicos que el resto de la población, por su menor nivel de renta.

No obstante, en su opinión, ese factor "se ve minimizado por el impacto positivo general de la inmigración en la economía".

Por su parte, el Instituto Cato, un centro de estudios independiente, divulgó su propio estudio sobre el tema el pasado agosto y, con diferente metodología, llegó a una conclusión prácticamente idéntica a la de Hinojosa Ojeda.

Según sus cálculos, la reforma migratoria daría 180.000 millones de dólares adicionales a las familias estadounidenses en 2019, frente a los 189.000 millones extras de Producto Interno Bruto (PIB) que estima el documento.

Ambos informes dan razonamientos económicos a favor de una reforma que ha vuelto al candelero político, impulsada por el presidente, Barack Obama, y líderes de su partido.

El estudio de Hinojosa Ojeda calcula que la deportación masiva de inmigrantes destruiría 2,6 billones de dólares del PIB del país en diez años.

"En todos los sectores de la economía una política migratoria más restrictiva sería algo catastrófico", señaló el profesor.

Armado con estos números, su recomendación es que el Congreso apruebe una reforma migratoria amplia, que no ate a los futuros inmigrantes a trabajar para una compañía específica y permita su estancia permanente.

Siga bajando para encontrar más contenido