Usaquén le abre espacio a otro hotel en Bogotá

La constructora Ricam aprovechará la cercanía con las clínicas de la zona.

Archivo Portafolio.co

Hotel

Archivo Portafolio.co

POR:
julio 23 de 2011 - 01:10 a.m.
2011-07-23

 

Después de estar enfocada en la construcción de centros comerciales y de apartamentos, la Constructora Ricam se le pegará al boom hotelero.

Planea la construcción del Hotel Monchatel en la zona de Usaquén, en el norte de Bogotá, la que iniciará en el próximo trimestre con una inversión aproximada de 14.000 millones de pesos.

La edificación se ubicará allí porque es ahí donde estará buena parte de su público objetivo: el turista que llega para practicarse una cirugía o un tratamiento médico.

Nuestro cliente objetivo es un nicho amplio, por lo tanto no tenemos miedo que se construyan más hoteles en otros sectores de la ciudad.

Ese nicho es para la atención médica. Tenemos la clínica Santa Fe a dos cuadras, el Centro Médico de la Sabana casi al frente y todas las clínicas oftalmológicas, odontologías y de cirugía estética alrededor del sector”, afirmó el gerente general de la empresa, Guillermo Rincón Morales.

El nuevo hotel tendrá 60 habitaciones y se construirá bajo la figura de derechos fiduciarios -que le permitirá al socio ser dueño de parte de la propiedad a perpetuidad-.

Los inicios

Esta compañía se inició con la construcción de Magnicentro, un edificio de oficinas al frente de Unicentro, en Bogotá, y un proyecto de vivienda en el norte de la ciudad. Después pasó a los centros comerciales Sorpresas en Bogotá e Iguaná en Barrancabermeja.

También estuvo a cargo de la construcción del conjunto de apartamentos Fontana di Tivoli y Tribu 127, así como del centro comercial La Casona, en Zipaquirá.

Para el Gerente de la firma, el TLC no representa una amenaza para el sector, por el contrario es la oportunidad de sumar sinergias entre las firmas locales y las extranjeras.

“El sector no debe tenerle miedo a la aprobación del TLC con Estados Unidos, que si bien es cierto permitirá la llegada de empresas a la ciudad, también conllevará a la suma de sinergias entre las nacionales y extranjeras, con el fin de desarrollar proyectos de gran alcance y que permitirán el desarrollo de la renovación urbana de la ciudad y el resto del país”, dijo el gerente de la constructora.

LA CONSTRUCCIÓN Y LO SOCIAL

El gerente de la constructora Ricam, Guillermo Rincón, consideró que no se debe construir por construir ni para aprovechar beneficios tributarios. El negocio de la construcción involucra responsabilidades sociales, una de las cuales es con la ciudad porque cualquier obra que se haga debe ser a perpetuidad. “La parte arquitectónica debe ir acompasada de la ambiental, es decir, se deben construir ciudades autosostenibles en el tiempo”, dijo.

EL SECTOR SEGUIRÁ CRECIENDO EN EL PAÍS

Si bien para Rincón están dadas las condiciones para que la construcción siga repuntando, alertó sobre la necesidad de cumplir normas de sismo resistencia, lo que encarecerá los proyectos.

Estimó urgente iniciar planes de renovación urbana, en los lugares donde ya existan servicios públicos para solucionar los altos costos de la tierra en al ciudad.

Siga bajando para encontrar más contenido