Los usuarios ganan una partida

En todas partes se cuecen habas. Si en Colombia los usuarios de las entidades de crédito se quejan regularmente del aumento en los costos de ciertos servicios o de las tasas de interés de algunos productos, en Estados Unidos las protestas no han hecho más que subir de volumen. Debido a ello, es muy probable que el Congreso norteamericano expida una nueva ley para controlar prácticas que muchos describen como abusos.

POR:
mayo 15 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-15

En su campo, los promotores de la medida tienen nada menos que a Barack Obama y la mayoría demócrata que domina en el Capitolio. Ayer, por ejemplo, el inquilino de la Casa Blanca fue el anfitrión de un evento en el estado de Nuevo México en el que decenas de personas contaron sus historias y pidieron que se expida un régimen claro para las tarjetas de crédito. Y es que en los últimos años el llamado dinero plástico no ha hecho más que crecer en la nación del norte, gracias al uso de agresivas campañas dirigidas a clientes que pueden llegar a acumular, literalmente, decenas de tarjetas. Uno de los principales atractivos es que la cuota de manejo es inexistente, pero esa gabela se entrega a cambio de la posibilidad de variar de manera unilateral la tasa de interés si, por ejemplo, un usuario se atrasa así sea un día en su pago mensual. Debido a ello, hay casos en los cuales el costo financiero de una tarjeta ha pasado de menos de 10 a más del 30 por ciento anual de un sólo plumazo. Y eso no es todo. Es corriente que si hay un reajuste por parte de un banco, éste sea replicado por los demás ante el aumento en el riesgo percibido de un usuario. La posibilidad de mayor reglamentación no le ha caído bien a los bancos estadounidenses, cuyos balances no son los mejores. Pero ante el descontento generalizado, la medida parece inevitable.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido