‘V enezuela: olla de presión para Colombia’ Analistas económicos colombianos advierten sobre el alto riesgo que enfrenta la economía ante una eventual destorcida del vecino. Empresarios venezolanos piden a Chávez retirar la reforma constitucional

‘V enezuela: olla de presión para Colombia’ Analistas económicos colombianos advierten sobre el alto riesgo que enfrenta la economía ante una eventual destorcida del vecino. Empresarios venezolanos piden a Chávez retirar la reforma constitucional

POR:
octubre 31 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-10-31

Liliana Olarte Ávila Redacción de Economía y Negocios Un bolívar en declive, una inflación que está siendo inmanejable, un gasto desmedido y un proyecto que pretende reformar la Constitución para hacer al país más socialista son algunas de las características que rodean a Venezuela por estos días. Por ello, varios analistas colombianos coinciden en que Venezuela es una olla a presión que en cualquier momento explotará y que Colombia sería uno de los países más salpicados. Pero, ¿qué está pasando en Venezuela?, según el director de Fedesarrollo, Mauricio Cárdenas, en Venezuela después de tres años consecutivos de registrar tasas superiores a 10 por ciento, el próximo año probablemente se presentará una contracción de la economía, sin importar que los precios del petróleo estén altos. Una de las causas será el excesivo gasto público, el deterioro del balance en cuenta corriente, la disminución de la inversión extranjera y doméstica y la elevada tasa de inflación. “Aunque el crecimiento de la economía venezolana está ligado al mercado mundial del petróleo, el ascenso que ha tenido el precio del crudo se ha traducido en un incremento de los ingresos fiscales”, afirma Cárdenas. A la fecha, según estadísticas de Fedesarrollo, los sectores que han mostrado un mayor crecimiento han sido aquellos dedicados a la producción de bienes y servicios no transables, lo que se ha traducido en una creciente dependencia de la importación de productos de primera necesidad. En el frente cambiario la situación tampoco es alentadora, pese a que la tasa de cambio del mercado oficial se ha mantenido fija en 2.510 bolívares por dólar. Sin embargo, en el mercado paralelo se ha devaluado aproximadamente 20 por ciento en lo corrido del año, hasta alcanzar un nivel de 4.200 bolívares por dólar. “La situación de la moneda implicará aumentos en los precios de los productos importados y la salida de grandes firmas extranjeras que invertían en el país. Aunque este último tendría también justificación en la reforma constitucional propuesta por Chávez”, manifiesta Cárdenas. IMPLICACIONES PARA COLOMBIA El ex ministro de Hacienda Juan Camilo Restrepo asegura que Venezuela es un país al que se le derrumbó la producción petrolera por el manejo de Pdvsa, siendo lo más importante para su economía. Pero, ¿por qué Colombia se verá afectada? Restrepo afirma que es porque “tenemos el segundo volumen más alto a nivel comercial, después de los Estados Unidos, entonces cuando ese ajuste se dé, nosotros veremos resentidas las exportaciones y la vida económica de la frontera”. Las exportaciones serán las más perjudicadas, según Restrepo, pues si se desata la crisis en el vecino país, la demanda por las exportaciones se reduciría. Además, si continúa la caída del bolívar, los productos colombianos perderán competitividad en el mercado venezolano, pues serían más costosos. Sin embargo, no todo puede ser negativo, pues los planteamientos y prácticas que ha impartido Chávez, según manifiesta el ex director de Proexport en Caracas, Alberto Schlesinger, han beneficiado a Colombia a nivel de inversión, ya que muchas de las empresas e inversionistas que han salido de Venezuela han migrado hacia su país vecino, Colombia. “Ahora Chávez quiere darle rango de constitucionalidad a muchas de las decisiones que desde hace algunos años ha venido aplicando, con el fin de que éstas no puedan ser modificadas. Por ello, aprobar o no la reforma constitucional de Venezuela no implica que se implanten nuevas medidas o que se eliminen algunas, todo seguirá igual, solo cambiarían de rango las decisiones ya establecidas”, puntualiza el ex director de Proexport en Caracas. El gerente de investigaciones del Grupo Bancolombia, Daniel Niño, explica que con el contexto venezolano existen riesgos que pueden afectar a los diferentes sectores de la economía, para los cuales es importante cubrirse en época de bonanza. “El Gobierno debe pensar en acuerdos con otras naciones con el ánimo de cubrirse y por eso es importante que se hagan tratados con Chile, la Unión Europea y Centroamérica. Lo que vemos con Venezuela es que es un modelo insostenible, pues la economía de nuestro país vecino presenta ciclos marcados de auge y recesión”, afirma en el documento Proyecciones para el 2008. Y agrega que es evidente la dependencia del petróleo, que aunque ha disminuido su producción anual, se sostiene por los altos precios internacionales. Otro factor de riesgo es la inminente desaceleración de la economía estadounidense, que en opinión de Niño, hace rato comenzó y hasta el momento no ha afectado tanto a la colombiana. SE DEBEN HACER AJUSTES PREVIENDO LOS CAMBIOS EN LA VECINDAD El Consejo Nacional del Comercio y Servicios dijo que el proyecto de reforma constitucional “es excluyente y atenta contra la paz y la convivencia”. Nelson Maldonado, presidente del gremio, rechazó que “mediante una simple reforma se pretende eliminar el pluralismo político y reemplazarlo por un Estado socialista que niega tajantemente cualquier posibilidad de continuar manteniendo el estado de derecho y de justicia al que nos comprometimos”. “Las alteraciones en 69 artículos de la Constitución vigente, modifican las bases del sistema político, régimen económico, vida democrática y en general la esencia del venezolano”, dijo Maldonado, quien leyó un documento aprobado en una asamblea extraordinaria por esa organización empresarial, que agrupa a unos 200.000 comerciantes. Los comerciantes advirtieron que “la aceptación de los cambios condenará a nuestro pueblo a renunciar, en favor de un presidente de la república vitalicio, a sus inalienables derechos humanos de pensar, crear, informarnos, dedicarnos a la actividad que más nos agrade, ser propietarios, elegir a nuestros gobernantes y educar a nuestros hijos con libertad y responsabilidad”. La Asamblea Nacional, integrada en casi su totalidad por aliados de Chávez, aprobó la semana pasada la reforma de la Carta Magna de 1999 tras aprobar 69 artículos. Se espera que el proyecto final sea entregado esta semana a las autoridades electorales para que sea sometido a consulta popular el 2 de diciembre. Algunos de los puntos económicos más importantes de la propuesta, ratifica que el Banco Central de Venezuela no será un ente autónomo, sino que tendrá que contar siempre con el aval del Gobierno, como lo hace ahora. Otro punto ratifica la idea de desmotivar la inversión, pues elimina cualquier privilegio para los extranjeros. de diciembre, fecha en la que se realizaría la consulta popular sobre la reforma constitucional. 2

Siga bajando para encontrar más contenido